Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierro de trabajadores del mueble en una iglesia de Valencia

Veinte empleados de la empresa Ricardo Soriano Cerdán, SA, que cuenta con una plantilla de 325, dedicada a la fabricación de muebles y lámparas, se encuentran encerrados desde el pasado jueves por la mañana en la iglesia de San Agustín, en el centro de Valencia.Los trabajadores protestan por la situación que sufren, ya que la empresa se encuentra en situación legal de suspensión de pagos y cierre empresarial, y la plantilla no ha cobrado sus salarios desde hace siete meses. Los encerrados han hecho gestiones ante las Administraciones autonómica y periférica en Valencia para que actúen como mediadores, sin éxito hasta el momento.

Durante cuatro años la empresa estuvo aplicando expedientes de reducción de jornada, en función de su difícil situación económica. Finalmente solicitó suspensión de pagos, que fue efectiva desde el pasado 9 de julio. En los últimos siete meses los trabajadores sólo percibieron 70.000 pesetas cada uno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 1984