Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

13 muertos y 36 heridos en una colisión múltiple originada por el choque de un autocar con un camión militar, cerca de Simancas

Un total de 13 muertos y 36 heridos es. el resultado del choque en cadena de varios vehículos ocurrido ayer en la provincia de Valladolid, concretamente en el kilómetro 137 de la N-620 -que une la ciudad de Burgos con la frontera portuguesa-, en el término municipal de Geria y a 3 kilómetros de la localidad de Simancas. Seis vehículos se vieron implicados en la colisión, originada por la pérdida de la dirección de un autocar, de la empresa Alcón y con 26 pasajeros a bordo, según la última hipótesis planteada por el Gobierno Civil de Valladolid. Cinco de los muertos son militares y pertenecían al regimiento de infantería del batallón de San Quintín, número 32, de Valladolid. Otros 5 heridos eran familiares del nuevo obispo de Burgo de Osma, José Dieguez Reboredo, a cuya consagración asistieron el pasado domingo. Todas las víctimas son españolas, excepto tres heridos portugueses.

Según la ultima hipótesis oficial de lo sucedido, a las 12.10 horas de ayer un autocar, en dirección a Valladolid, se salió de su carril e invadió el contrario. Chocó con un camión del Ejército de Tierra, en el que se encontraban 12 militares, y a continuación con un Renault-14, ocupado por cinco personas. El autocar prosiguió 10 metros por el carril contrario, hasta que salió de la calzada y cayó en un pequeño terraplén en donde quedó semivolcado. Una de sus ocupantes, Paula García Iglesias, de 65 años y vecina de Cáceres, murió en el acto. El autocar, de marca Setra-Seida, tiene matrícula CC-3892-C.El camión militar, matrícula ET-3838-7, salió despedido de la calzada, y cinco de sus ocupantes resultaron muertos en el acto.

El autocar de la empresa Alcón enganchó a un Renault-14, que circulaba en dirección a Tordesillas y situado detrás del camión militar, y lo volteó durante unos 10 metros. Sus cinco ocupantes resultaron muertos. El conductor José Ramón González Diéguez, su hermana Purificación, y sus tíos Genaro y Victoria Diéguez Reboredo eran familiares del obispo de Osma-Soria, José Diéguez Reboredo. El quinto viajero muerto del R-14, matrícula C-2216-T, ha sido identificado como Miguel González Castro.

Un Renault-6, matrícula C5351-M, con cinco viajeros y situado detrás del R-14, chocó a su vez con el R-14. En su interior viajaba otra familiar del obispo de Osma, Dorotea Diéguez Reboredo, de 48. años y vecina de Santiago de Compostela, que se encontraba ayer internada en la residencia de Valladolid. A su vez, una furgoneta, matrícula ZA-0113-C, chocó con el R-6. Su conductor y único ocupante quedó herido.

Otra furgoneta, con matricula francesa 891EZ-75, chocó con los turismos que ocupaban en la carretera. Personas que descendieron de otros vehículos prestaron los primeros auxilios a los heridos. Momentos después llegaron las ambulancias, que trasladaron a 30 accidentados a la residencia Del Río-Hor-tega, a cuatro más al Hospital Clínico y otros cuatro al Hospital Militar.

Pasadas 18 horas, fallecieron dos accidentadas con pronóstico muy grave e internadas en la residencia Del Rio-Hortega. Las dos viajaban en el autocar y sus nombres son María Rodríguez Mateo, de 45 años, de Zumárraga (Guipúzcoa), e Inocencia Moreno, de 64 años, de Coria (Cáceres).

Otros dos ingresados en la residencia, los militares Vitorio Domingo Baute y Agustín Martín García, ambos de 20 años, fueron trasladados posteriormente al Hospital Militar, junto a cuatro miembros del Ejército heridos en el múltiple accidente. Vitorio Domingo sufría traumatismo en la cadera, y Agustín Martín se encontraba anoche en estado muy grave.

En el lugar de los hechos se presentó inmediatamente un dispositivo de la Guardia Civil y 12 militares del Ejército de Tierra, que colaboraron en las tareas de evacuación de heridos.

A continuación se presentaron el Presidente de la comunidad de Castilla-Leon, Demetrio Madrid; el gobernador civil de Valladolid, Juan Eugenio Picón Martín; y el alcalde de la ciudad, Tomás Rodríguez Bolaños.

Por otra parte, la madre del soldado fallecido Juan Carlos Hernández, María del Carmen Hernández, declaró ayer que su hijo era músico y que pertenecía a la Orquesta Arizona. En La Laguna (Tenerife), Juan Carlos y su hermano Luis tocaban en un grupo de rock. El sábado pasado, Juan Carlos se trasladó a Valladolid, al terminar su permiso, concedido tras su jura de bandera, informa Carmelo Martín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 1984

Más información

  • Cinco de los fallecidos eran militares, y otros cinco, familiares del nuevo obispo de Osma-Soria