Vecinos de Pinar de Chamartín se oponen a que una iglesia ocupe el solar de un parque

La asociación vecinal del barrio Pinar de Chamartín, del distrito madrileño de Ciudad Lineal, ha presentado una alegación contra el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad porque posibilita la construcción de una iglesia en terrenos que el Plan General anterior, de 1963, destinaba a la instalación de un parque público. Los vecinos estiman que esta modificación de los criterios de uso del suelo "elimina nuestra única posibilidad de tener un pequeño parque en esta zona superpoblada".

La operación se efectuaría mediante la permuta de un terreno municipal por otro del arzobispado de Madrid, para construir el templo en el solar del Pinar de Chamartín, cuya calificación de zona verde fue modificada en la primera fase de información pública del Plan General.Los vecinos de la calle de Caleruega, en el Pinar de Chamartín, al noreste de la ciudad se oponen a la última redacción del Plan General de Madrid,- cuyo período de información pública termina el próximo día 4 de noviembre. Juan Ramón Peña, presidente de la Asociación para la Conservación de la Segunda Fase del Pinar de Chamartín, que agrupa a 1.100 familias, afirma que "se lesionan gravemente los intereses y derechos de los vecinos al cambiar la calificación de un solar destinado a parque para que se construya en él una iglesia".

En diciembre de 1.983, la asociación dirigió una carta de agradecimiento al alcalde de Madrid, Enrique Tierno, por haber sido incluido en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid un solar de 1.970 metros cuadrados situado en la calle de Caleruega como "miniárea ajardinada".

Se cumplía así una aspiración vecinal por la que los habitantes de los bloques de viviendas próximos a este terreno habían luchado desde años atrás. "Este solar", explica Juan Ramón Peña, "es la única posibilidad de que exista un parque para nuestros hijos, en una zona de altísima densidad de población y sobrecargada de bloques de gran altura".

Petición del arzobispado

En aquella carta a Enrique Tierno, los vecinos hacían constar al alcalde su preocupación por una petición presentada al ayuntamiento por el arzobispado del Madrid, dentro del período de información pública en que se hallaba el Plan General. La petición consistía en que el Ayuntamiento de Madrid permutara al arzobispado el solar de la calle de Caleruega por el de la actual iglesia de Santa Gema, en la misma barriada, para construir en aquél una iglesia nueva.Los vecinos propusieron al alcalde de Madrid, y a las autoridades urbanísticas locales y regionales, que dicha permuta se hiciera con algún otro de los varios solares existentes en el mismo barrio, en un radio de 100 o 150 metros, a fin de que no fuese suprimido el parque previsto en el único solar que existe dentro de un círculo de cuatro grandes bloques de viviendas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, la corporación municipal efectuó la permuta solicitada por el arzobispado. A principios del mes actual, el Ayuntamiento de Madrid comunicó que ampliaba en un mes el plazo de información pública del Plan General, el cual termina el próximo día 4. Los vecinos de la calle de Caleruega han presentado una alegación contra la modificación del criterio inicial, según el cual el solar debía destinarse a zona verde. Este cambio de criterio permite conceder la licencia municipal para la construcción de una iglesia.

En su alegación, los vecinos del Pinar de Chamartín subrayan, según el presidente de su asociación, que "además de los daños que nos causará la pérdida del parque, la construcción de un iglesia de tres plantas se presenta como una aberración urbanística, pues en la zona ya hay un exceso de volumen construido".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS