GENTE

Niebla,

el pintor que está realizando sobre el muelle del puerto de San Feliu de Guíxols (Gerona) un mural de 70 metros de largo y 4 de alto, ha manifestado que ha estado a punto de quemar la obra, todavía inacabada, para mostrar su disconformidad con que la misma sea troceada y repartida entre las entidades que patrocinan su realización. El mural está considerado como él más grande del mundo y, por ello, el pintor considera que debe conservarse íntegro. Niebla, que es un especialista en este tipo de obras gigantescas, ha anunciado que el próximo año realizará otra macropintura por encargo de la ciudad de Múnich.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS