Expediente contra tres policias municipales de Aranjuez por malos tratos y abuso de autoridad

La comisión municipal permanente del Ayuntamiento de Aranjuez ha acordado a propuesta del alcalde, el socialista Eduardo García, abrir expediente disciplinario a tres policías municipales de la localidad -dos cabos y un agente-, según informó ayer un portavoz de dicha corporación. Uno de los cabos está acusado de abuso de autoridad, mientras al otro cabo y al agente se les imputan malos tratos a unos detenidos.Los hechos que han motivado los expedientes ocurrieron el pasado 30 de junio, en el transcurso de una verbena popular celebrada en el Real Sitio. La verbena fue organizada por la Agrupación Deportiva Aranjuez con el fin de obtener fondos para sus actividades, y se celebró en la plaza de toros de la localidad. Actuaban Luis Eduardo Aute y dos orquestas. El precio de las entradas era de 400 pesetas.

Colarse en la verbena

Hacia la medianoche, una hora después de comenzada la fiesta, un cabo de la Policía Municipal de Aranjuez intentó pasar gratis a un vecino, sin conseguirlo por la rotunda oposición de un portero. Se produjo entonces un enfrentamiento verbal entre ambos y el cabo detuvo al portero, al que intentó llevar a las dependencias del cuerpo. Lo impidió la intervención de unos policías nacionales, que llevaron al portero a la comisaría local, donde éste presentó denuncia contra el cabo por presunto abuso de autoridad.Algo después, otro cabo y un guardia detuvieron a cuatro jóvenes, a los que acusaron de intentar colarse en la misma verbena, y les trasladaron a las dependencias de la Policía Municipal, en el ayuntamiento. Uno de los jóvenes fue liberado de inmediato y los otros tres, menores de edad y sin antecedentes, permanecieron en las dependencias citadas unas tres horas. Los padres de estos últimos han presentado en el juzgado local y ante el alcalde denuncia por malos tratos, y aseguran que el cabo y el agente obligaron a sus hijos a desnudarse, con el pretexto de ver si tenían drogas, y les vejaron de palabra y obra. Al parecer, les obligaron a hacer flexiones, desnudos y esposados. Los muchachos afirman que cuando fueron detenidos tan sólo estaban riéndose.

Como consecuencia de estos hechos, el Ayuntamiento del Real Sitio ha abierto expediente disciplinario a los tres policías. Hasta que estos expedientes se resuelvan, los dos cabos quedan inhabilitados para realizar funciones de mando en la Policía Municipal de Aranjuez. El cabo acusado de abuso de autoridad es José Antonio Corrales Sierra. Los acusados de malos tratos son el cabo Ángel Acevedo Vara, jefe provisional del cuerpo en la fecha de los incidentes, y el agente José Luis López Carro. Los tres, según han manifestado fuentes oficiales de la corporación, tenían "intachables expedientes profesionales", aunque otras fuentes municipales han informado que Acevedo había sido denunciado en dos ocasiones anteriores por presuntos malos tratos. La Policía Municipal de Aranjuez está compuesta por una docena de personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1984.