Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La querella contra Banca Catalana contempla agravantes de apropiación indebida

La querella en el caso Banca Catalana contempla varias circunstancias agravantes de presunto delito de apropiación indebida, que es uno de los que han motivado la acción de la Fiscalía del Estado contra Jordi Pujol y otros ex directivos del citado grupo bancario. La consideración de estas circunstancias agravantes impide la prescripción de responsabilidades de algunos de los implicados.

Según la vigente redacción del Código Penal, el delito de apropiación indebida está castigado con arresto mayor (un mes y un día a seis meses) cuando la cuantía de lo apropiado excede de 30.000 pesetas; pero se eleva a prisión menor (seis meses y un día a seis años) si concurren al menos dos de las circunstancias agravantes previstas en el artículo 529 del Código. En el caso de Banca Catalana se aprecian, al parecer, las circunstancias de especial gravedad del delito "atendido el valor de la defraudación", y "cuando afecte a múltiples perjudicados". El problema de la prescripción de delitos es importante en esta querella, debido al hecho de que Pujol quedó incluido en la misma tras una ampliación de investigaciones a épocas anteriores a 1977.Teniendo en cuenta las circunstancias agravantes antes mencionadas, las penas podrían ser de hasta seis años de prisión, lo cual hace que no estén prescritos los delitos de esa naturaleza, supuestamente cometidos en los diez últimos años.

Por eso se estudió una doble opción en la preparación de la querella: ir sólo contra algunos miembros del Consejo de Administración, o actuar contra todos los consejeros de la entidad entre los años 1974 y 1982.

Finalmente se decidió esta segunda posibilidad, lo cual no presupone juzgar su culpabilidad, sino instar a una investigación judicial respecto a los indicios de delito detectados, de acuerdo con las precisiones realizadas en su día por la fiscalía.

Propuesta al Pleno

El presidente de la Audiencia Territorial de Barcelona, Cesáreo Rodríguez Aguilera, ha manifestado que "si hay un grupo de magistrados partidarios de la admisión parcial de la querella sobre Banca Catalana, de forma que quede excluido el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, deben, presentar su propuesta en el pleno que la Audiencia celebrará el próximo lunes, día 9, y no darlo a conocer a través de la Prensa".El presidente de la Audiencia Territorial de Barcelona ha declarado a la agencia Europa Press que lamentaba que se hubiera publicado en un diario que un sector de magistrados estudiaban está propuesta, y añadió que no quería expresar su opinión al respecto .para evitar que se inicie un debate público sobre esta cuestión", según sus palabras.

El pasado lunes Rodríguez Aguilera afirmó que no cabía la posibilidad de que se aceptara una admisión parcial de la querella y que ésta sería admitida o rechazada para la totalidad de los querellados, "pues la misma se refiere a unos presuntos delitos cometidos en Banca Catalana, sin especificar la actuación de cada uno de los miembros que compusieron el consejo de administración de esa entidad".

Según la propuesta estudiada por un sector de magistrados, se trataría de aceptar la querella contra Jordi Pujol y otros 24 ex directivos de Banca Catalana en lo que se refiere a los delitos de falsedad, pero no a los de apropiación indebida.

Si esta fórmula es finalmente presentada, votada y aceptada por la mayoría de los magistrados -lo que de momento no es más que una hipótesis de trabajo de algunos miembros del pleno- el presidente de la Generalitat dejaría de verse afectado por este procedimiento judicial, ya que sólo le afecta la acusación de apropiación indebida.

El Pleno de la Audiencia Territorial de Barcelona se reunirá mañana, lunes, para decidir si admite a trámite la querella, una vez que el Tribunal Supremo declaró competente a esta institución el pasado día 2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de julio de 1984

Más información

  • El presunto delito constituyó uno de los motivos de la acción contra Jordi Pujol