Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberduero adquiere a Electra de Viesgo la central de Guardo

Iberduero adquirió ayer a Electra de Viesgo la totalidad de la central térmica de carbón de Guardo, situada en la cuenca carbonífera de la provincia de Palencia, con una potencia instalada en sus dos grupos de 500 megavatios. El acuerdo de compra, por un importe que puede rondar los 30.000 millones de pesetas, supone la primera operación de adquisición/intercambio de activos realizada dentro de la reordenación en curso del sector eléctrico.

Manuel Gómez de Pablos, presidente de Iberduero, calificó la operación de "encaje natural" dentro de las excedelentes relaciones de vecindad y cooperación industrial que mantienen las dos sociedades. Para Gómez de Pablos, ésta es "una primera operación de compra" y no descarta, en ningún caso, que Iberduero prosiga las conversaciones iniciadas con otras compañías del sector para llegar a acuerdos del mismo tipo, inclusive la compra de otra participación en instalaciones de carbón.

La central térmica de Guardo, también conocida como Velillada del Río Carrión, se compone dedos grupos, uno en funcionamiento de 150 megavatios y otro segundo, de 350 megavatios, que tiene programada su entrada en servicio a finales de este año. Hasta ayer, la propiedad de esta central correspondía a la sociedad Terminor, con el capital repartido por igual entre Electra de Viesgo e Iberduero.

Iberduero asumirá deuda

Con la operación ayer firmada, Iberduero adquiere a Electra de Viesgo el 50% restante de la sociedad Terminor, con lo que pasa a ser titular al 100% de la compañía. Ni el precio ni la fórmula de pago pudo ser conocida en detalle, aunque expertos del sector sitúan el valor en torno a los 30.000 millones de pesetas, que se abonarán en una combinación de asunción de deuda y efectivo. El valor de compra se deduce de una valoración de cada kilovatio instalado de 120.000 pesetas.Electra de Viesgo e Iberduero sustituyen con esta operación su acuerdo de intercambio de energía, por el que Viesgo colocaba su excedente de producción en el mercado de Iberduero. De esta manera, Iberduero incrementa en unos 1.500 megavatios/hora anuales su capacidsd de producción y, según sus directivos, cumple así las recomendaciones oficiales del Ministerio de Industria y Energía para que cada empresa adapte su estructura productiva a su mercado, o viceversa.

Según fuentes de Iberduero, la compañía continuará, dentro del espíritu que ha marcado este acuerdo, su proceso negociador para completar su estructura productiva con otras instalaciones, tanto de origen carbonífero como nuclear. En este sentido se recuerda las negociaciones mantenidas con Unión-Fenosa para la participación en la central de La Robla y las desarrolladas con ésta y otras empresas para llegar a un acuerdo sobre una instalación nuclear, que bien puede ser Trillo I o la de Valdecaballeros I, si ésta recibe algún día el permiso de continuación de obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de junio de 1984