Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño murió al caerle encima una portería de balonmano

Un niño de siete años, Ricardo Lobejón, falleció poco después del mediodía del martes en el colegio público Isabel la Católica, en la calle Barceló, de Madrid, al caerle sobre la cabeza una portería de balonmano, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía. El niño había nacido en Viena (Austria), de padres españoles.Lobejón estudiaba en el centro en régimen de mediopensionista. A las 12.15 horas del martes, el niño se encontraba en el patio de deportes, esperando la hora de entrar en el comedor, sentado en el suelo y de espaldas a una portería móvil de balonmano. Al parecer, tres compañeros de Ricardo se habían colgado del travesaño, por lo que la portería cayó hacia atrás y le golpeó en la región occipital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de junio de 1984