Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspenden pagos los grandes almacenes Sepu, con una deuda de 1.262 millones de pesetas

La Sociedad Española de Precios únicos, SA, más conocida por sus siglas Sepu, presentó ayer suspensión de pagos ante el Juzgado de I'Hospitalet de Llobregat, declarando unas deudas de 1.262 millones de pesetas y un activo de 1.920 millones de pesetas. Los almacenes Sepu -instalados en Zaragoza, Barcelona y Madrid- gozan de gran popularidad por ofrecer una línea de productos a precios muy asequibles. Esta firma alcanzó cierta notoriedad al ser la primera en instalar escaleras mecánicas, fabricadas por Hijo de J. Guardiola, SA, en su almacén de Zaragoza, inaugurado en 1936.

La caída de las ventas y el encarecimiento registrado en los préstamos exteriores por la escalada del dólar son las causas principales de la suspensión. Desde el pasado mes de marzo el volumen de ventas experimentó una caída del 12%, según indicó a este diario Alberto Theilacker, consejero-delegado de Sepu. Este descenso de las ventas, más acusado en los centros de Zaragoza, ha continuado hasta fechas recientes, lo que "ha aconsejado presentar la suspensión de pagos para garantizar el futuro de la empresa".Entre los principales acreedores de Sepu figuran los organismos oficiales, que en conjunto superan los 300 millones de pesetas. Destacan las deudas a la Seguridad Social, de más de 270 millones de pesetas. Los proveedores de servicios y suministros ostentan créditos por una cifra de 710 millones de pesetas, que, según los directivos de la empresa, se hallan muy repartidos.

Un tercer grupo de acreedores está integrado por entidades bancarias, entre las que destaca la Unión de Bancos Suizos, que concedió un préstamo de un millón de dólares cuando la divisa norteamericana estaba a 80 pesetas, lo que significa que sólo la devolución del principal, sin contar los intereses, va a costar el doble de la cantidad recibida.

La sociedad, una de las pioneras en España en el ramo de los grandes almacenes, cuenta con establecimientos comerciales en Barcelona, Madrid y Zaragoza, con dos centros en cada una de estas ciudades. La sociedad está presidida por el suizo Carlo Goetschel, cuya familia, en unión del consejero-delegado de la entidad, Alberto Theilacker, posee la mayoría del capital social. Anteriormente habían ocupado la presidencia del consejo de administración Jaime Bombí y Jaime de Semir Carroz.

El volumen de ventas de Sepu se halla prácticamente estabilizado desde 1981 en tomo a los 2.000 millones de pesetas. En 1982 se registró un ligero descenso de 50 millones de pesetas, a consecuencia de cerrarse las secciones de alimentación en varios centros. La evolución de las ventas ha sido mucho más moderada que la media del sector.

Las ventas de Sepu en 1973 ascendieron ya a 1.000 millones de pesetas, lo que significa que la empresa ha precisado 10 años para duplicar la facturación.

Durante los últimos 10 años, la plantilla ha experimentado también un notable descenso. De los 955 trabajadores de 1973 ha pasado a los 521 de 1982. En 1983 se registró una nueva reducción de otros 100 puestos de trabajo y la empresa no ha despejado las incógnitas que suscita toda suspensión de pagos, que en el actual marco jurídico se interpreta como la antesala de un expediente de suspensión de contratos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de mayo de 1984

Más información

  • Por la caída de las ventas y los préstamos exteriores