Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAMBIOS EN LA PRENSA NACIONAL

El Gobierno cierra el diario 'Pueblo' y liquida los Medios de Comunicación Social del Estado

Con la adjudicación de los diarios Alerta, de Santander, y Baleares, de Palma de Mallorca, y el cierre de Pueblo, el Gobierno puso punto final ayer al proceso de liquidación de la prensa del Estado, procedente de la antigua cadena del Movimiento. El ministro de Cultura, Javier Solana, manifestó anoche que el Gobierno ha demostrado actuar sensatamente al proceder al cierre de Pueblo en lugar de hacer grandes inversiones sin garantías de rentabilidad. El periódico madrileño perdió el año pasado 1.400 millones de pesetas. Por otra parte la empresa editora del diario Ya ha anunciado una operación de saneamiento económico que supone la reducción de plantilla en 360 trabajadores, para dar paso a una remodelación de la composición del capital y el relevo de la dirección del periódico.

El Consejo de Ministros acordó ayer la adjudicación directa del periódico Alerta de Santander a la empresa Canpresa (Cantábrico de Prensa, SA) por 389 millones de pesetas y del periódico Baleares, de Palma de Mallorca, a Premsa Nova por 105 millones de pesetas. Los dos periódicos, pertenecientes a la cadena de Prensa del Estado, no encontraron comprador en las tres subastas previas a las que fueron sometidos dentro del proceso de enajenación de los medios de comunicación social del Estado. En medios periodísticos y empresariales se da como segura la vinculación indirecta de los dos empresas receptoras de dichos diarios con determinados profesionales y empresarios del PSOE. Por otra parte la Administración acordó ayer, justo un día antes, de la desaparición por ley del organismo autónomo Medios de Comunicación, Social del Estado, el cierre del periódico Pueblo.

Los diarios Alerta y Baleares dejarán de publicarse a partir de hoy para volver a reaparecer en breve en manos de sus nuevos propietarios. Alerta, uno de los diarios más rentables de la cadena estatal, antigua prensa del Movimiento, no fue adjudicado en ninguna de las tres subastas previas dado su elevado precio final de 526.100.000 pesetas. Al comprobar que existían compradores, el Gobierno decidió transferir sus activos por adjudicación directa al mayor postor.Canpresa realizó la oferta mayor -389 millones de pesetas. Sociedad Cántabra de Publicaciones (del grupo El Correo Español de Bilbao y El Diario montañés, el otro periódico de Santander), ofreció 350 millones de pesetas. Prensa Cántabra, del grupo Prensa Canaria que ha adquirido tres de los periódicos más rentables de MCSE ofrecía por el Alerta 301 millones de pesetas. PRISA, editora del diario EL PAIS, hizo una oferta de 290 millones de pesetas por los activos, con el compromiso de mantener el 70% de la plantilla y proceder a una fuerte inversión para la renovación tecnológica. También proponía PRISA a los trabajadores la adquisición de un 25% del capital, a la vez que, se ofrecía a los periodistas un estatuto de la redacción. La última opción de compra procedía de Medimca, sociedad constituida por un grupo de empresarios santanderinos conservadores, que ofrecía 150 millones de pesetas, sin incluir la compra del edifico.

En el grupo promotor de la nueva empresa propietaria del Alerta figuran, además de Fernández de Bobadilla, constructor y propietario de bodegas en Logroño, el industrial cántabro Félix Alberto López Varona y el senador socialista por Cantabria, Juan González Bedoya. Tras ellos apoyan el proyecto un grupo de empresarios y profesionales entre los que se encuentra el alcalde de Torrelavega, Manuel Rotella, vinculado al PSOE. Juan González Bedoya ha afirmado que su presencia en la nueva sociedad propietaria del Alerta no es política y que por lo tanto no se puede vincular a los nuevos propietarios con el PSOE. También ha explicado que en el proyecto no se encuentra ningún dirigente socialista.

Según fuentes directas del grupo que ha adquirido Alerta la operación de compra se ha financiado con aportaciones de pequeños y medianos empresarios que posteriormente acudirán a créditos bancarios para iniciar una reconversión a fondo del periódico. Para ello habrá una ampliación de capital que podrán suscribir los trabajadores del periódico y todos los sectores sociales "que deseen participar en un proyecto pluralista". El ministro de Cultura Javier Solana ni confirmó ni desmintió la posibilidad de que el Banco Exterior, de mayoría estatal y presidido por Francisco Fernández Ordóñez, respalde financieramente esta operación. Baleares, el otro periódico de los Medios de Comunicación Social del Estado adjudicado ayer por el Consejo de Ministros, ha ido a parar por la misma cifra que alcanzó en la última subasta, es decir, por 105 millones de pesetas, a manos de la empresa Premsa Nova, de Palma de Mallorca, encabezada por Pedro Serra, editor de Última Hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de mayo de 1984

Más información

  • 'Alerta', de Santander, adjudicado por 389 millones de pesetas, y 'Baleares', por 105