_
_
_
_

Roca rechaza la posibilidad de que el Partido Reformista llegue a formar coalición con Alianza Popular o con el PSOE

"Yo no estuve en la resistencia al franquismo para acabar haciendo coalición con Fraga", dijo ayer el portavoz de la Minoría Catalana y cabeza visible de la llamada operación reformista, Miquel Roca. Igualmente, desechó la posibilidad de una coalición con los socialistas tras las próximas elecciones generales "si los resultados electorales vienen condicionados por un desgaste importante del partido en el poder".En la tradicional cena posterior a la conferencia pronunciada en el Club Siglo XXI, Roca reiteró la voluntad del futuro Partido Reformista de ir en solitario a las próximas elecciones, poniendo énfasis en que con respecto a la Coalición Popular "hay estilos distintos": "Jorge Verstrynge no podría ser nunca secretario general del Partido Reformista, por ejemplo". Sin embargo, el dirigente de Convergencia subrayó que "no tengo ningún interés" en atacar a Óscar Alzaga, presidente de PDP, partido coligado con Alianza Popular.

Algunas de las referencias de Roca a AP y al franquismo parecieron molestar al vicepresidente del Club Siglo XXI, Emilo Romero, quien abandonó la cena anticipadamente con aparentes muestras de enfado. Cerca de una decena de ex ministros de UCD y numerosas personalidades conectadas con el disuelto partido centrista asistieron a la conferencia de Roca.

Durante esta conferencia, Roca acusó al Gobierno de no aceptar la sentencia contra la LOAPA. "La ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA) fue un error grave de la política socialista, pero la resistencia a aceptar la doctrina emanada de la sentencia del Tribunal Constitucional al pronunciarse sobre aquel proyecto de ley es un grave acto de indisciplina democrática", manifestó Roca.

Para el conferenciante, el Gobierno, socialista no pretende sustituir el Estado centralista de siempre por el Estado de las autonomías. Quiere, dijo, hacer los dos a la vez: un Estado nominalmente autonómico pero que de hecho refuerce el centralismo.

"Administración farragosa"

En opinión del dirigente nacionalista catalán, tampoco se avanza en la línea de definir una nueva y más moderna Administración. "Nuestra Administración", dijo, "es hoy farragosa, ineficaz, cara y poco adaptada al servicio que presta. ¿En qué quedó la anunciada y solemne reforma de la función pública? Inicialmente, en la modificación del horario; acto seguido, en un aumento de las plantillas; últimamente, en la remisión de los proyectos de ley que contemplan parcial y provisionalmente aquella reforma, en la que parece que lo importante es dar la sensación de que con la caza del funcionario todo va a resolverse".La modernización del Estado fue uno de los ejes centrales de la conferencia de Miquel Roca. "En cualquier planteamiento político actual que tome como marco de referencia la sociedad española existe una común preocupación por la modernización del Estado", comentó. "Nos sentimos todos", dijo, "como inquietos ante las angustiosas herencias de un pasado que nos impiden asumir con coraje y decisión un concepto de modernidad que nos religue más decisivamente con las características más definidoras de las sociedades europeas avanzadas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_