Quemadas en Castellón más de 3.000 hectáreas de bosque durante la semana pasada

s de 3.000 hectáreas de bosque ardieron en sólo siete días, los correspondientes a la semana pasada, en la provincia de Castellón, tantas como las que habían quedado calcinadas en el total de incendios forestales registrados en esta provincia en todo el año pasado.En la docena de incendios que durante la pasada semana se registraron en las distintas comarcas castellonenses ardieron, aproximadamente, entre 3.200 y 3.500 hectáreas de bosque, la mayoría de las cuales correspondían a pinares.

Los términos municipales de Caudiel, Benacer y Villahermosa del Río han sido los más afectados por esta ola de incendios forestales: en estos tres términos municipales querdaron destruidas la totalidad de hectáreas afectadas por el fuego.

Posible recuperación

Las características de los incendios, favorecidos por el fuerte y seco viento que durante esos días se registró en esas comarcas, hacen suponer que parte de las zonas afectadas puedan volver a recuperarse con relativa facilidad, si bien los daños materiales, que aún no han sido evaluados, parecen ser muy cuantiosos.En declaraciones a una emisora de radio local, el jefe provincial de Icona (Instituto para la Conservación de la Naturaleza), Julio García Rojo, manifestó que la imprudencia en la quema de zarzales y rastrojos ha sido la causa de la mayoría de estos incendios. "Desgraciadamente", manifestó, "en estas tierras hay mucha afición, demasiada, a quemar sin excesivas precauciones este tipo de arbusto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de febrero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50