El centro cultural El Gayo Vallecano se salva por el momento del cierre

El centro cultural Gayo Vallecano, que desde hace cinco años es el foco de cultura popular más importante del barrio madrileño de Vallecas, no cerrará por el momento sus puertas gracias a una subvención de la Dirección General de Teatro cercana a los ocho millones de pesetas.

Las dificultades económicas y la escasa ayuda ofrecida por las autoridades municipales y de la Comunidad Autónoma de Madrid provocaron a finales del pasado año una situación insostenible en el Gayo Vallecano, cuya actividad más destacada son las representaciones teatrales, hasta el punto que se temió por la continuidad del centro cultural.

Ante el temor de que la sala de mayor entidad del populoso barrio de Vallecas se cierre, siete grupos teatrales interpretaron ayer por las calles del populoso barrio una versión adaptada de Fuenteovejuna, como muestra de apoyo y solidaridad con el Gayo Vallecano, cuyos locales están situados en el número 63 de la avenida de San Diego.

La subvención de la Dirección General de Teatro servirá para que el centro cultural pueda prolongar su existencia pero no resuelve en modo alguno el problema económico de fondo, puesto que la sala necesita un presupuesto para 1984 de 24 millones de pesetas, según Juan Margallo, autor teatral y director del Gayo Vallecano.

La solución indónea, según el criterio de los responsables del grupo, solución que apoya el director general de Teatro, José Manuel Garrido, sería la realización de un concierto económico entre el centro cultural, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad Autónoma.

Sin embargo, y tras diversas reuniones con los departamentos correspondientes de la administración local y regional, aún no se ha llegado a ningún posible acuerdo.

El departamento de Cultura de la Comunidad Autónoma carece todavía de competencias y recursos, y el Ayuntamiento de Madrid sólo ofrece una subvención de tres millones de pesetas para este año.

Subvenciones imprescindibles

Las subvenciones oficiales son imprescindibles para esta sala que recoge un taquillaje mínimo, como resultado de una política de precios populares y de distribución gratuita de entradas entre las asociaciones de vecinos del barrio y otras entidades con el fin de potenciar todo tipo de actividades culturales en el distrito de Vallecas.Además de las actuaciones teatrales, el Gayo Vallecano ofrece todos los años un amplio programa que incluye cursillos de creatividad para niños, expresión corporal, interpretación, cerámica, fotografía y música. Por la sala han pasado casi todos los, grupos de teatro independiente y de calidad como los catalanes Els Comediants y Els Joglars.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS