Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olarra admite haber contratado a elementos "mafiosos"

El empresario vizcaíno Luis Olarra admite haber mantenido contactos con elementos mafiosos marselleses y corsos para que actúen contra ETA en el caso de que él o algún miembro de su familia sufran un atentado: "No lo oculto, lo he dicho muchas veces y lo sabe todo el mundo. Es así, no puede ser de otra manera". Para el empresario vasco, los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación) "son una réplica suave al terrorismo". Olarra explica en declaraciones a la agencia Efe, que "si se produce algún atentado contra mi persona o mi familia, van a ir otros muchos detrás". Sobre la composicíón de los GAL, señala que puede haber una conjunción de elementos diversos, pero lo que sí da la impresión es que eso va a funcionar, de que no va de broma".Ante afirmaciones de que en un Estado de derecho y democrático existen otros métodos de diálogo, o en todo caso legales, para erradicar la violencia, el empresario vasco responde que "solamente se puede combatir de forma eficaz el terrorismo con sus mismas armas y métodos; todo lo demás son pamplinas". Olarra afirma reiteradamente que nunca ha pagado el impuesto revolucionario, "entre otras razones, porque a mí nadie me ha pedido jamás eso", y dice: "Te puedes gastar mucho dinero en medidas de autoprotección y, en un momento dado, liquidar terroristas, pero lo que es injustificable es que existan empresarios que financien el terrorismo".

Explica que comprende y respeta a la gente que, por diversas con diciones, abandona el País Vasco y dice que "tipo que financie el terrorismo, tipo que hay que quita de la calle. Aquí no caben justificaciones de miedos o de otro estilo, porque es una canallada que se financien de esa manera los asesinatos de tantas personas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 1984