Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Martínez Lorenzo, principal condenado por el crimen del bar San Bao, regresó de Francia para entregarse a la justicia

Juan Domingo Martínez Lorenzo, alias Perón, de 33 años de edad, ultraderechista condenado a 10 años y un día por su participación en el asalto al bar San Bao, de Madrid, en el que resultó muerto Juan Carlos García y otras dos personas heridas de bala, ingresó ayer en la prisión de Alcalá-Meco, después de que se entregara a la justicia. Martínez Lorenzo fue detenido en el aeropuerto de Barajas nada más bajar del avión de línea que le traía de París. El embajador español en Francia, Joan Raventós, había notificado a las autoridades españolas la intención de Perón de regresar a España para entregarse, y en la comisaría de Barajas existía desde el sábado un télex en el que se notificaba el día y el vuelo en el que llegaba el ultraderechista.

La policía del aeropuerto, después de comprobar la identidad de Martínez Lorenzo, le trasladó a la Audiencia Nacional, que había dictado orden de búsqueda y captura contra él. Concretamente, la sección tercera de lo penal ue enjuició los incidentes y le condenó a 10 años y un día como autor de un delito de homicidio, dos de lesiones y desórdenes públicos- le había declarado,en rebeldía. El titular del Juzgado Central número 4, Carlos Dívar, decretó su ingreso en la prisión de Alcalá.Fuga a París

La Audiencia Nacional ordenó, en la madrugada del día 1 de julio de 1983 (después de finalizar el juicio, pero antes de que se tuviera conocimiento de la sentencia), la detención e ingreso en prisión de cuatro de los 10 militantes de Falange Española procesados por el asalto al bar San Bao. La orden de prisión afectaba a los cuatro procesados para los que el fiscal solicitaba las penas más elevadas, y que posteriormente fueron condenados a las mayores penas: Perón Jesús Alfredo Fernández de Landa Roca, Miguel Ángel Hurtado López y Jesús Minteguiaga Ambrona, que fueron condenados a más de cuatro años cada uno.

Policías del grupo de investigación de la Audiencia Nacional fueron a detenerles de madrugada, pero sólo Minteguiaga pernoctaba en su domicilio, por lo que los restantes no pudieron ser detenidos. Contra los tres huidos se dictó Orden de búsqueda y captura.

El 17 de julio, Perón fue detenido en el barrio parisiense de Clichy por la lInterpol, en el domicilio de un mili.tante de la ultraderecha francesa, y las autoridades españolas solicitaron del Gobierno francés su extradición.

Mientras tanto, el día 21 de julio, Jesús Alfredo Fernández de Landa y Miguel Ángel Hurtado se preseritaron voluntariamente en la Audiencia Nacional, que ordenó la prisión de los dos falangistas.

El tribunal de apelación de Versalles concedió provisionalmente la extradición el 21 de septiembre de 1983, pero el 13 de diciembre pasado el Gobierno francés denegó definitivamente la solicitud de las autoridades españolas por considerar que la actuación de Perón constituía un delito político. Contra la sentencia de la Audiencia Nacional que le condenó fue presentado recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

El abogado Arturo Castillo que acudió al juzgado a asistir a Perón, presentó unas cartas en las que el condenado anunciaba su intención de presentarse y un certificado médico, elaborado en Francia, en el que consta que Martínez Lorenzo padece claustrofobia y depresiones. La intención al presentar este certificado era que el condenado ingresara en el hospital penitenciario en lugar de la cárcel, pero al no haber sido reconocido por el forense, el juez decretó el ingreso en la prisión de Alcalá.

Arturo Castillo manifestó que Perón estuvo cinco meses detenido en París, mientras que gestionaba su extradición, tiempo que le es aplicable en España, según un convenio internacional. "En esos cinco meses adelgazó 25 kilos, y después, cuando fue puesto en libertad, fue informado por su abogado francés de que había problemas para obtener carta de refugiado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 1984