La corporación, en ausencia del Grupo Popular, crea 1.060 empleos horas antes de que entre en vigor una ley que congela las plantillas

La Corporación municipal de Madrid, con la ausencia de los concejales del Grupo Popular, aprobó ayer aumentar la plantilla del Ayuntamiento en 1.060 personas, por lo que el número de funcionarios, cuando se cubran las plazas creadas, será de 17.660 con un coste cercano a los 30.000 millones de pesetas anuales. La aprobación fue hecha en el curso de un pleno extraordinario convocado urgentemente ante la aparición en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de ayer de la Ley de Medidas Urgentes de Saneamiento y Regulación de las Haciendas Municipales -en vigor desde hoy- en la que se contempla la congelación de las plantillas durante tres años para las corporaciones que, come, la de Madrid, se acojan a la Ley. Tras la votación, el portavoz de la oposición anunció la probable impugnación del acuerdo adoptado.La urgente convocatoria, hecha mediante motoristas, fue tachada por el portavoz del Grupo ".Popular, José María Álvarez del Manzano, de "coartada legal y burla a la democracia". "Desde hoy se puede decir que el rodillo socialista se ha cargado la democracia en el Ayuntamiento".

El portavoz se presentó en el salón de plenos acompafiado únicamente por Alberto Ruiz Gallardón, quien pidió la retirada de la propuesta ante su presunta ilegalidad y falta de cobertura económica. Javier Angelina, responsable del área de Regimen Interior, aseguró que la restructuración era necesaria para dar los servicios necesarios a los madrileños y defendió la legalidad de la propuesta.

Álvarez del Manzano, al final de su intervención, comentó: "Cómo deben conocerles sus compañeros del Gobierno cuando sacan una ley de hoy para mañana. A pesar de eso, ustedes van a aumentar la plantilla para meter en el Ayuntamiento, cuando quieran, a amigos y compañeros de partido y burlar la ley. No estamos dispuesos a ser cómplices", dijo el portavoz de la oposición antes de abandonar la sala junto a su compañero, en medio de los aplausos de doce miembros del grupo de la oposición que esperaban fuera de la sala.

Juan Barranco, primer teniente de alcalde, dijo que el Ayuntamiento necesita acogerse a la ley si quiere obtener los 18.500 millones de pesetas acumulados en déficit hasta diciembre de 1.982. Con respecto a la inmediatez de le ley, Barranco aseguró que "se ha debido precisamente a las peticiones hechas por varios ayuntamientos que tienen que aprobar antes de fin de año el recargo en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o en la base liquidable de Contribución Territorial Urbana que permite la ley si quieren cobrarlos el próximo año". El recargo de este último impuesto será, al parecer, tratado por la Corporación el próximo día 30.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS