Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frustración en Lisboa ante la falta de resultados

El malhumor y la frustración eran patentes ayer entre los dirigentes políticos de Lisboa a causa de la decisión tomada en la cumbre de Atenas de aplazar una vez más la resolución sobre el ingreso de Portugal y España en la CEE.El portavoz del primer ministro, Carneiro Jacinto, hizo pública ayer una declaración en la que lamenta que "los dirigentes europeos reunidos en Atenas, ante una situación de crisis como la actual, no hayan sido capaces de hacer frente, con la altura necesaria, a los desafíos planteados por los problemas financieros, agrícolas y de ampliación de la CEE".

Para el Gobierno de Lisboa, esta desintegración tendría "consecuencias imprevisibles" para el equilibrio mundial y para la paz, y en consecuencia, es de esperar que los diez retomen "a muy corto plazo" las negociaciones sobre la ampliación, para que pueda concluirse dentro del plazo límite fijado por Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 1983