Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Este año se han pagado casi 50 millones de pesetas por extranjeros que ya no actúan en España

El fútbol español ha mantenido este año una deuda de 414 millones de pesetas con los clubes extranjeros por el fichaje de jugadores. Algunos de éstos ya ni siquiera juegan en España en vista de su escaso rendimiento. Pero en los contratos figuraban pagos aplazados y ha habido que satisfacer por ellos cerca de 50 millones de pesetas.

En algunos casos las deudas oficiales no han sido todavía canceladas, pese a haberse solicitado el oportuno permiso para la salida de divisas. A los 414 millones de pesetas por pago de traspasos de jugadores hay que sumar los 139 millones que hubo que abonar a clubes extranjeros para su participación en torneos veraniegos. De esta manera, la cifra oficial que los clubes españoles han sacado en divisas durante los últimos seis años se eleva ya a 2.000 millones de pesetas, según las notas de la Federación Española de Fútbol.Diecisiete clubes de fútbol españoles han mantenido este año deudas en divisas por los fichajes de 26 jugadores que actuaban en equipos extranjeros. Gran parte de la deuda correspondía a pagos aplazados que figuraban en los contratos realizados tiempo atrás. La cantidad ascendía a 414 millones de pesetas, cifra récord con respecto a años anteriores. La rentabilidad de esta salida de divisas es, en algunos casos, nula, ya que 12 jugadores contratados en su día fueron traspasados a otros equipos sin ninguna revalorización.

Los clubes que han tenido que afrontar pagos aplazados por jugadores que ya no tienen son los siguientes: Las Palmas, 7,5 millones al Perugia (Italia) por Fortunato y 7 al Wiener (Austria) por Piris; Betis, 5,6 al Leeds United (Inglaterra) por Barnes; Hércules, 4,5 al Huracán (Argentina) por Sanabria y 3 al Temperley (Argentina) por Miguel Ángel Candedo, sin que en este caso haya constancia de que se haya realizado el pago; Deportivo de La Coruña, 4,5 al Huracán (Argentina) por Néstor Candedo, sin que igualmente haya constancia del pago; Rácing, 4,5 al España (Honduras) por Arzu; Celta, 3 al Newell's Old (Argentina) por Rubén Fernández; Elche, 3 al River Plate (Uruguay) por Ponce, también sin constancia del pago; Linares, 1,5 al Puebla (México) por Hugo Cabezas; y Castellón, 1,3 al Racing White (Bélgica) por Cndeut, también sin constancia, y 450.000 pesetas al Caxa (México) por Berme.

Los restantes 14 jugadores que han mantenido en deuda a sus nuevos clubes siguen, al menos, en ellos, aunque en algunos casos su rentabilidad comienza ya a ser puesta en duda. Éstos son Giménez, cedido al Barcelona Atlético, y por el que el Barcelona debió pagar este año 24 millones al Ferrocarril Oeste (Argentina); Veloso por quien el Atlético de Madrid ha satisfecho 4,7 millones al Almirante Brown (Argentina) para tenerlo de suplente en el filial; y Sabino, del Deportivo, cuya deuda con el Alianza (Perú) es de 4,5 millones En ninguno de los tres casos hay constancia de que los importes en divisas solicitados hayan sido destinados para realizar los pagos pendientes.

Quedan, por último, los casos de aquellos jugadores por quienes todavía se adeudan cantidades pero justifican los pagos con la titularidad. El Barcelona ha tenido que entregar oficialmente al Argentinos Junior (Argentina) 97,5 millones de pesetas por Maradona; el Madrid, idéntica cantidad al Anderlecht (Bélgica) por Lozano; el Atlético de Madrid, 22,5 al Universidad (México) por Hugo Sánchez y 18,7 al Borussia (RFA) por Votava, sin que se sepa que todo el dinero haya llegado hasta el club; el Betis, 28 al Independiente (Argentina) por Calderón; el Cádiz, 19,5 al Fas (Honduras) por Mágico González; el Valladolid, 18,7 al Atlético Defensor (Uruguay) por Da Silva; el Elche, 12 al Cerro Porteño (Paraguay) por Nery; el Sevilla, 10,4 al Sportverein (RFA) por Álvarez II; el Murcia, 5 al Social (Honduras) por Figueroa; y el Salamanca, 5 al Sportverein (RFA) por Orejuela.

El otro apartado que ha supuesto la salida de divisas lo forman los torneos veraniegos. Éste ha sumado en 1983 la cantidad de 139 millones de pesetas. En este caso fueron 14 clubes españoles y una federación territorial los deudores. Contrasta la diferente cotización que tuvieron que pagar los organizadores a un mismo club. El Borussia, por ejemplo, jugó el Gamper por 11 millones de pesetas y el Villa de Madrid, por 3.

Gastos de torneos

El Barcelona tuvo que pagar 29,2 millones de pesetas en el Gamper por la contratación del Borussia (11,2), Anderlecht (10,5) y Nottingham (7,5); la Federación Territorial Gallega, 22,5 en el Teresa Herrera por el Atlético Peñarol (15) y Dinamo de Kiev (7,5); el Linense, 13 en el Ciudad de la Línea por el Liverpool (11,2) y el Dinamo de Bucarest (1,8); el Spórting de Gijón, 12,6 en el Costa Verde por el Colonia (7,9) y el Spartak de Moscú (4,7); el Valencia, 11,5 en el Naranja por el Peñarol (9) y el Internacional de Porto Alegre (4,5); el Zaragoza, 9,7 en el Ciudad de Zaragoza por el Aston Villa (5,6), el América (2,5) y el Politécnica (1,6); el Real Madrid, 9,5 en el Santiago Bernabéu por el Hamburgo y 2,2 al Aston Villa como indemnización de un partido suspendido; el Cádiz, 7,5 en el Carranza por el Peñarol; el Atlético Marbella, 6,6 en el Ciudad de Marbella por el Eintracht (3,4) y el Lutton (3,1); el Celta, 5,3 en el Ciudad de Vigo por el Southampton; el Atlético de Madrid, 3 en el Villa de Madrid por el Borussia; el Badajoz, 1,5 en el Ibérico por la selección búlgara, sin constancia del pago; el Deportivo, 1,4 por un amistoso con el Internacional de Porto Alegre; el Mallorca, 900.000 pesetas en el Ciudad de Palma por el Vasas; y el Sevilla, 600.000 por un amistoso que disputó contra el Ferencvaros.Pese a que en todos los casos los clubes solicitaron los correspondientes permisos para pagar las cantidades en divisas, no hay constancia de que hayan realizado los pagos Barcelona, Real Madrid -en el caso del Santiago Bernabéu-, Zaragoza, Spórting, Cádiz, Mallorca y Badajoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 1983

Más información

  • Las deudas en divisas por la contratación de jugadores fueron de 414 millones, y por la de clubes, de 139