El fiscal, favorable a conceder la libertad a los cuatro policias españoles encarcelados en Pau

La variación de la postura mantenida hasta ahora por el fiscal competente en el caso de los cuatro policías españoles encarcelados en Pau hace esperar que puedan ser puestos en libertad en cualquier momento, antes de que finalice el plazo obligado, que expira el 23 de diciembre. El fiscal, contrario hasta ahora a la concesión de libertad provisional a los cuatro encausados, se mostró favorable a ella en el transcurso de la vista del segundo recurso presentado por el abogado de los policías españoles, Jacques Tournaire, ante la cámara de acusación de Pau el pasado miércoles.El fiscal había mantenido hasta ahora una postura contraria a la liberación, por desconfiar de que los policías españoles, una vez puestos en libertad provisional, se presentaran ante los tribunales franceses para ser juzgados por la acusación de atropello y heridas con premeditación que existe contra ellos. Sin embargo, en esta ocasión manifestó, por escrito, que su desconfianza había desaparecido, y específicó que la acción de los policía no afectó al orden público.

El fiscal reconoce, asimismo, que la rápida recuperación del, etarra Larretxea -sus lesiones curaron en seis días- significa que el hecho puede ser calificado jurídicamente como falta, pero no delito, uno de los puntos en litigio del caso. Otro de estos consiste en de terminar si hubo premeditación o simplemente voluntariedad en la acción protagonizada por los policías. Al parecer, el fiscal explicó en el transcurso de la vista que piensa que hubo voluntariedad, lo que significa la suavización de la calíficación del suceso por parte del representante fiscal e induce a pensar en la pronta puesta en libertad de los cuatro encausados.

Cautela del abogado

El abogado de los policías se mostró ayer muy cauto y no quiso hacer declaraciones sobre el transcurso de la vista, cuyo contenido consideró secreto de sumario. Aceptó, no obstante, que el fiscal recibe normalmente instrucciones del Gobierno, "cosa que no ocurre con el juez". Reconoció también que es habitual que el juez ratifique y, mantenga la opinión del fiscal, pero es también muy libre, y, por supuesto, está en su derecho, de rechazarla.Asimismo, afirmó que para este caso no sirve ninguna referencia prdia.

Los cuatro policías españoles, un capitán y dos suboficiales de los GEO y un inspector del Cuerpo Superior de Policía, fueron detenidos el pasado 20 de octubre en Hendaya, durante un incidente de circulación en el que resultó herido el presunto dirigente de ETA Político-militar VIII Asamblea José María Larretxea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de diciembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50