Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy quedará prácticamente ultimado el levantamiento de la suspensión de pagos de Alúmina-Aluminio Español

El acuerdo a cuatro bandas que permitirá el levantamiento extrajudicial de la suspensión de pagos del grupo Aluminio-Alúmina Española -la mayor en la historia económica de este país, con un pasivo de 105.000 millones de pesetas- quedará hoy prácticamente ultimado y será ratificado a lo largo de la próxima semana. El acuerdo, negociado a lo largo de casi un año desde el Instituto Nacional de Industria (INl), se ha visto simplificado, en parte, gracias al incremento de los precios del aluminio, que han permitido que se produzca una mejora de los resultados del grupo español. Aluminio Español cerrará este ejercicio con una generación bruta de caja (cash-flow) de 20.000 millones de pesetas, de los que 6.000 serán beneficios netos.

El cuádruple acuerdo, o compromiso a cuatro bandas, contempla una ampliación de capital de 15.000 millones de pesetas en Aluminio Español, de los que la mayor parte serán cubiertos por el INI, a través de la Empresa Nacional del Aluminio (Endasa), como accionista mayoritario (55%), o de Aluminio de Galicia (Alugasa), donde el INI entrará a formar parte como socio mayoritario. Alugasa tiene un 20% de las acciones de Aluminio-Alúmina, estando el 25% restante en manos de bancos privados. Posteriormente se procederá a una integración de Alugasa en Endasa.Precisamente, la entrada del INI en Alugasa fue firmada, en principio, el pasado viernes en París. Fernado Rubio, director de división del INI, estampó sus iniciales en un acuerdo alcanzado con el grupo estatal francés Pechiney Ugine Kuhlman (PUK), hasta ahora accionista mayoritario de Alugasa. El compromiso deberá ser ratificado aún por el Consejo de Administración del INI, que se reune mañana y prevé una ampliación de capital de 5.000 millones de pesetas en Aluminio de Galicia (Alugasa).

La ampliación de capital será cubierta por el INI (4.000 millones) y por PUK (1.000 millones) De esta forma, el INI pasa a ser accionista mayoritario de Alugasa, y ostentará el 50,8% del accionario de la sociedad de nombre galaico. El resto se repartirá entre PUK(que rebaja su participación del 67 al 37,2%) y accionistas privados.

Hoy debe firmarse también el acuerdo entre la multinacional canadiense Alcan y el INI, por el que se procede a una ampliación de capital de 8.250 millones en la Empresa Nacional del Aluminio (Endasa), que será cubierta por el INI, en 6.490 millones de pesetas (78,67%) y 1.760 millones de pesetas (21,33%). Con este acuerdo, Alcan disminuye suparticipación en Endasa, del 42,5% a una 38%.

La ampliación de capital en esta sociedad es necesaria para que, a su vez, se pueda proceder a otra inyección de recursos propios en el capital del grupo Aluminio-Alúmina Española, que será de 15.000 millones de pesetas. Esta aportación de capital es la tercera pata del acuerdo, que permitirá la llegada a un compromiso (cuarta parte) con los acreedores financieros del grapo alumínico, acuerdo que debería estar listo para su firma esta misma semana.

El acuerdo con los acreedores estaba pendiente aún, para su aprobación definitiva, de la ratificación de los compromisos anteriormente mencionados por parte de los consejos de administración de las sociedades involucradas. Todo este compromiso circula en tomo al pago inmediato de los pequeños accreedores (menos de 20 millones) y la recuperación por Alugasa y Endasa de los intereses de dos créditos internacionales que ambos hicieron frente, como avalistas, durante el periodo de un año en que el grupo ha estado en suspensión de pagos.

Estos intereses serán abonados con los recursos obtenidos mediante las ampliaciones de capital mencionadas.

Aparte, sin embargo, está el problema de la deuda contraída por Alugasa con Alúmina Española por la diferencia en el precio de la materia prima suministrada y que nunca fue compensada por la primera sociedad. Alugasa perdió un laudo encargado a un árbitro y debe hacer frente a una cifra cuya cuantía está siendo objeto de negociaciones y que hasta ayer no se conocía. El pago de esta cantidad, situada en torno a los 5.000 millones de pesetas, figura presuntamente en el compromiso firmado en París la semana pasada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 1983

Más información

  • Tras la firma del acuerdo entre el INI y la multinacional Alcan