_
_
_
_

Middenhoeve bv niega su responsabilidad en los daños del fresón extratemprano

Jans van der Houte, tiltular de la firma, holandesa Middenhoeve bv, dedicada al trasiego de semillas de plantas, negó a EL PAIS que le corresponda ningún tipo de responsabilidad en los perjuicios económicos que alega la Sociedad Agria de Transformación (SAT), de Vélez-Málaga que compró a Van der Houte 2,3 millones de semillas de fresón extra temprano de origen californiano la pasada campaña

La SAT, una entidad cooperativa que agrupa a cientos de agricultores, achaca a la deficílente calidad de las semillas adquiridas al empresario holandés las pérdidas por valor de 50 millones de pesetas padecidas durante la pasada temporada de cultivo del fresón (véase EL PAIS de 30 de agosto pasado).Las semillas en cuestión pertenecen a la variedad douglas de fresón extratemprano y son producidas en California. SAT adquirió el pasado año 2,3 millones de esas semillas por un valor de 191.250 dólares (algo más de 16 millones de pesetas al cambio de la fecha), a través de la empresa valenciana Dracha, SA. Según Van der Houte, en el momento de recibir el pedido de SAT no disponían de existencias de semillas de ese tipo, por lo que las adquirió de otro vivero de California (Dean Foster), con pleno conocimiento de la operación por parte de la cooperativa malagueña.

En versión de Van der Houte, las semillas salieron de Estados Unidos, acompañadas del correspondiente certificado fitosanitario del Departamento de Agricultura de aquel país, con destino a Holanda, desde donde, a su vez, igualmente avaladas por otro certificado de la misma índole, fueron expedidas a SAT en sus envases originales.

Según el comerciante holandés, tuvo conocimiento de que las semillas remitidas fueron plantadas en Málaga entre el 16 y el 20 de agosto del pasado año. Van der Houte afirma haber recibido en fecha posterior un télex de SAT en el que se afirmaba que las plantas crecían normalmente, e incluso mantuvo contactos con la misma SAT durante una visita efectuada a Málaga en fecha 16 de octubre del mismo año, para tratar del posible suministro de tres millones de semillas, del mismo tipo, para la campaña siguiente, lo que, en su opinión, demostraría que las semillas eran de buena calidad.

De cualquier modo, la actitud del titular de Middenhoeve bv consiste en negar sistemáticamente cualquier responsabilidad sobre el posterior desarrolló de las plantas suministradas a SAT, toda vez que llegaron a la sociedad malagueña debidamente avaladas por certificados fitosanitarios de origen. El intermediario negó a EL PAIS, del mismo modo, que haya cambiado el nombre de la razón comercial que representa para así poder continuar su actividad en España en total impunidad, como había acusado SAT.

Una helada, culpable

El defectuoso desarrollo de las plantas, que SAT denunció en su día, puede ser debido, según Van der Houte, a condiciones de cultivo poco adecuadas o a que pudieron padecer una helada durante el mes de febrero de este mismo año. Van der Houte afirma haber constatado en marzo último que las plantas en cuestión estaban retrasadas en su desarrollo (aunque, según él, tenían fruto) como consecuencia de esta supuesta helada, así como por el hecho de haber sido plantadas sin túneles plásticos que las protegieran contra el frío ambiental.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_