Una situación digna de las novelas de Dickens

Un total de 4.947 menores de 16 años de 4mbos sexos estan internados en la actualidad en los, 12 centros propios y los 77 auxiliares que el Consejo Superior de Protección de Menores tiene en la provincia de Madrid. La situación con la que Enrique Miret Magdalena, presidente del Consejo, se encontró en dichos centros al acceder al cargo hace nueve meses era, según sus propias palabras, "digna de una novela de Dickens".Amplias salas con decenas de literas, celdas de castigo, camufiadas con el nombre de salas de reflexión y catarsis, acolchadas con plástico blanco, cerradas con puertas blindadas y con aspilleras como ventanas; funcionarios procedentes de cárceles de adultos cuya única obsesión era evitar las fugas, eran moneda corriente en unos centros cuya teórica misión es recuperar a menores difíciles. "Uno de mis más estrechos colaboradores", cuenta Enrique Miret, "visitó uno de esos centros y se encontró a los internos formados en el patio y descalzos. Cuando preguntó la causa de que no fueran calzados, se le contestó que se pretendía evitar el desgaste del cemento.

Más información

Las primeras medidas de Enrique Miret fueron la supresión de las celdas de castigo y el fomento de un ambiente en que los internos se responsabilicen. de su conducta. Miret está promocionando también la creación de servicios de inspección pedagógicos y de escuelas de educadores especializados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de septiembre de 1983.