_
_
_
_

Hundimiento en una galería de una mina de Hunosa

El minero de primera Leonardo Montes Campal permaneció durante tres horas aislado en la quinta planta del pozo Candín, de Hunosa, a consecuencia de una quiebra ocurrida en la galería Angelita. Tras las tareas de trabajo de los equipos de rescate, pudo salir de la mina con algunas magulladuras, siendo internado en el sanatorio Adaro, según fuentes de aquella empresa estatal.El accidente ocurrió a las 9.30 horas de ayer, cuando trabajaba en la quinta planta del pozo Candín el citado minero de primera y un ayudante. En la zona de carga se produjo una quiebra, provocando el hundimiento de varios cuadros. En ese momento, el ayudante saltó hacia el exterior, quedando fleso. Por su parte, Leonardo Montes, de 37 años, casado y con tres hijos, de Carbayín (Asturias), saltó hacia el interior, quedando aislado. Sobre las 12.30 horas, los equipos de rescate llegaron hasta él, trasladándole posteriormente a un sanatorio, donde quedó ingresado. Su pronóstico es de carácter leve. Hasta el momento del rescate no se sabía con seguridad si había quedado sepultado o simplemente aislado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_