_
_
_
_

Intensos bombardeos sobre Beirut y sus alrededores

Violentos bombardeos se produjeron en la madrugada del sábado al domingo en la región de Beirut, así como en aglomeraciones de la montaña alejadas de la zona donde se desarrollan los combates entré las milicias drusas y las fuerzas cristianas. El balance de víctimas es de cinco muertos y unos 50 heridos, según fuentes oficiales. Tras los bombardeos, dos cazas británicos efectuaron vuelos de reconocimiento sobre la línea de combate.

AGENCIAS, Beirut

M., Barcelona

En Beirut, una lluvia de obuses barrió el distrito de Achrafleh (al este de la capital) y algunas zonas de la periferia norte. EI bombardeo alcanzó también la región de Baabda, donde se encuentra ubicado el palacio presidencial. El fuego de artillería se extendió hasta la localidad de Ajaltun, sita en la montaña de Kersuane, a unos 20 kilómetros de Beirut. El Ejército libanés afirmó en un comunicado haber repelido la ofensiva lanzada por "elementos armados de distintas nacionalidades", aludiendo implícitamente a sirios y a palestinos, aunque estos últimos, a través del portavoz del principal grupo guerrillero palestino, Al Fatah, negaron cualquier participación en los combates.Tras los bombardeos nocturnos, dos cazabombarderos Bucaneer, pertenecientes al contingente aéreo de la fuerza multinacional británica, que llegaron hace unos días a su base en Chipre para "enarbolar su bandera" según autoridades del Reino Unido, sobrevolaron la capital libanesa en vuelo de reconocimiento ayer por la mañana "Queremos dejar claro que protegeremos nuestras posiciones en caso de ser atacados", manifestó un portavoz de las fuerzas británicas.

A pesar del recrudecimiento de los combates entre drusos y cristianos, la atención de los últimos acontecimientos se centra en el asedio por parte de los drusos del principal núcleo cristiano, Deir al Qamar, y en las matanzas de la localidad cristiana de Al Bireh, donde, según la televisión libanesa, unas 70 personas (110, según la radio falangista) fueron asesinadas en el transcurso de los dos últimos días. Sin embargo, no existen testigos oculares ni cualquier otra confirmación sobre la presunta matanza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_