Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Mateos quiso introducirse en los bancos Santander y Banesto

Luis Valls Tabernér, presidente del Banco Popular, y varios de sus hermanos propusieron a José María Ruiz-Mateos celebrar una reunión en "una ciudad europea" para "cambiar impresiones sobre el futuro", según declaró ayer a EL PAIS el fundador del holding de la abeja. "Valls", añadió, "pretendía proponerme algo, pero yo no estoy interesado en nada que no sea clarificar lo que ha pasado con mis empresas". Ruiz-Mateos no quiso precisar cuáles hubieran podido ser las propuestas de Valls.El fundador de Rumasa mantiene que el presidente del Popular le prometió el pasado mes de enero que entraría a formar parte del club de los siete grandes en la primavera siguiente y añade que, bajo consejo de Valls, pretendió introducirse en los Bancos Santander y Banesto. "Yo no se si lo que quería era precisamente indisponerme con los grandes, pero fue él quien me sugirió que hablara con Emilio Botín para plantear la posibilidad de comprar acciones del Santander. Según Valls, el banco tenía problemas,con su deuda latinoamericana y "existían también aspectos sin arreglar sobre la sucesión del banquero". La entrevista con el presidente del Santander se celebró "a finales del año pasado" y Emilio Botín "no reaccionó ante la propuesta. En el caso de Banesto", explica Ruiz-Mateos, "Valls dijo que tenía problemas con el Banco de España porque se habían comprado ellos mismos acciones bursátiles del banco, lo que es ilegal. Me propuso que tanteara la posibilidad de comprarla autocartera de José María Aguirre Gonzalo, y yo me eiltrevisté con él también a finales del año pasado".

El fundador de Rumasa reprocha al presidente del Popular que impidiera la operación de compra de un importante paquete de acciones de las bodegas jerezanas de Domecq, del orden de unos 3.000 millones de pesetas. "Yo ya me había comprometido con una rama de la familia, pero Valls organizó una comida con un importante consejero de Domecq, que no estaba de acuerdo con la venta, y todo se estropeó".

Las relaciones del Banco de España

José María Ruiz-Mateos insiste en las relaciones de Luis Valls con el Banco de España a través de Aristóbulo de Juan, Fanjul, González Cajigas, Calvet y Termes. "Cuando le dije que había colocado muchos peones en el Banco de España, Luis Valls me contestó: 'Mis horas me ha costado".

El ex presidente de Rumasa arremete contra su antiguo consejero: "Cuando me vino a ver a Londres le dije textualmente: 'Luis, no te mato porque me lo impiden mis creencias religiosas'. Él me contestó: 'Lo comprendo".

También por consejo de Luis Valls -afirma el fundador de Rumasa- los bancos del holding suscribieron 600 millones de pesetas de obligaciones de la Junta de Andalucía y yo intenté hacerme con un paquete de acciones de la cadena SER. El procedimiento -explica- era el siguiente: controlar el Banco de Levante, de la familia Garrigues, que estaba en dificultades, pero poniendo como condición que me dieran al mismo tiempo un paquete de la radio, que es también de la misma familia. "En cuanto al diario EL PAIS, Valls me aconsejó que intentara controlarlo, comprando a través de Antonio Navalón las acciones suficientes. La idea era ir acaparando después más acciones".

José María Ruiz-Mateos asegura que algunas personas le reprochan que acuse a personalidades vinculadas a la derecha política: "Yo no tengo nada que ver ni con derechas ni con izquierdas. Lo único que quiero es aclarar lo que ha pasado en Rumasa y el compló en el que me he visto envuelto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 1983

Más información

  • Valls Taberner impidió la compra de Domecq por Rumasa, según el fundador del 'holding'