Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los abogados de Ruiz-Mateos no han recibido respuesta del juez Lerga

El juez Luis Lerga, que dictó anteayer orden de detención contra José María Ruiz-Mateos, no ha contestado aún al escrito de personación presentado en la mañana del día 10 en el Juzgado Central de Instrucción número 3, por los abogados del fundador de Rumasa, justificando la no corriparecencia de su defendido. Medios jurídicos solventes, que afirman conocer el contenido del escrito de personación de Ruiz-Mateos, consideran que las causas aducidas por sus defensores para no acudir a la citación del juez eran Iegítimas y que, en todo caso, el juez deberá pronunciarse en breve admitiendo o rechazando el escrito de personación y/o el poder de los representantes legales de Ruiz-Mateos para presentarlo aquí en su nombre.El día 9 de mayo, los abogados defensores -Horacio Oliva y Gonzalo Rodríguez Mourullo, ambos catedráticos de Derecho Penal- entregaron en el juzgado un poder extendido en Londres, según las normas vigentes en los países firmantes del Convenio de La Haya de 5 de octubre de 1961, entre los que se encuentran España y el Reino Unido.

En la mañana del día 10, antes de la hora de citación, presentaron el escrito justificando la no asistencía de su defendido. En primer lugar, señalaba que su, patrocinado se encontraba ausente de España desde hacía algún tiempo y con anterioridad a tener conocimiento de la existencia de la querella criminal interpuesta contra él por el Ministerio Fiscal, que residía actualmente en Londres y que la dirección de du casa es notoriamente conocida, ya que ha recibido en ella a corresponsales de Prensa.

Defenderse en Londres

La causa de la estancia de Ruiz-Mateos en Londres es, según estos medios jurídicos, la necesidad de defenderse ante la demanda presentada allí contra él por el Gobierno español y que le obliga a permanecer a díposición de los abogados que siguen el pleito británico. Los defensores adjuntaron al escrito un documento de los abogados británicos Theodore Goddard, Co., acreditando la existencia del procedimiento y la necesidad, calificada por ellos de "esencial", de que Ruiz-Mateos permaneciera en Londres para atender la defensa de sus intereses.

Al parecer, el ex presidente de Rumasa acude casi diariamente, a las tres de la tarde, al solicitor británico para cubrir con sus declaraciones de memoria la ausencia de documentos que están ahora en poder del Gobierno español. El solicitor británico tiene una mezcla de funciones similares las de oficial de la Administracción de Justicia, procurador y abogado.

El escrito señalaba también que Ruiz-Mateos no pretende ni ha pretendido nunca eludir la acción de la Justicia, que se le obliga a defenderse en dos lugares distantes al mismo tiempo y que se le ha privado de toda la documentación necesaria para fundamentar su defensa, por lo que consideran esencial su presencia en Londres, donde suplica que le tomen declaración por medio del auxilio judicial internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983