Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES AUTONÓMICASCANARIAS

Nueve fuerzas en el Parlamento autónomo

El Parlamento canario, integrado por 60 miembros, ha quedado conformado de una manera singular, al registrarse la presencia en el mismo de un total de nueve fuerzas políticas, El PSOE, partido mayoritario tras las elecciones del 8 de mayo, no ha obtenido, sin embargo, la mayoría absoluta necesaria para tener garantizado a priori su control del Gobierno autónomo. Los socialistas han gobernado con carácter provisional durante los primeros meses de este año, tras la aprobación del Estatuto de Autonomía. El que ha sido presidente del Ejecutivo autónomo hasta ahora, Jerónimo) Saavedra, secretario general del PSOE en Canarias, mostró ante este periódico, tras conocer el resultado de las elecciones, su confianza en volver a formar Gobierno.Al PSOE, con 27 diputados, le harán falta cuatro para acceder al Gobierno. El espectro político resultante hace presumir que ese apoyo pueda venirle de Asamblea Majorera, organización independiente de la isla de Fuerteventura, que se ha convertido en la cuarta fuerza política del Parlamento. Saavedra Acebedo estimó que la misma está próxima ideológicamente a su partido.

Llama la atención un hecho: la sorprendente implantación del CDS, con cinco diputados, en el Parlamento canario. Los suaristas de Canarias no han salido mal parados y han capitalizado un espacio de centro, a la izquierda de APPDP-UL, que alcanzó 17 diputados en estas elecciones autonómicas. Junto a ello, cabe señalar la presencia, en pequeñas dosis, de partidos como el PCE, con un diputado, Unión del Pueblo Canario, con dos diputados, y Convergencia Nacionalista Canaria, con un escaño. Los independientes, en general, han tenido un respaldo no despreciable. Además del caso citado de Fuerteventura, hay que reparar en otras dos organizaciones de este tipo, pertenecientes a las islas de Hierro y Gomera, que han obtenido un diputado y dos, respectivamente.

Como se ve, la dificil estructuración del Parlamento favorece una política de pactos que en ningún caso parece hacer peligrar la mayoría socialista. En las islas; el afianzamiento del bipartidismo no ha llegado a realizarse, tal como ha sucedido a nivel nacional.

Éstas han sido las primeras elecciones autonómicas celebradas en Canarias. La existencia de una abstención superior al 40% plantea una duda: ¿ha calado la autonomía en Canarias? La respuesta a este interrogante no será fácil, habida cuenta de una cierta dificultad con la que los electores debieron enfrentarse durante la jornada del 8 de mayo a la hora de acudir a las, urnas, toda vez que en el archipiélago se celebraron simultáneamente tres elecciones, y, según las normas dadas por las juntas electorales, los votantes tuvieron que distinguir en sus papeletas las del Parlamento, por una parte, y por otra, las correspondientes a los cabildos y ayuntamientos. Este hecho hizo temer a algunos partidos la posible indiferencia de los ciudadanos hacia las elecciones autonómicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 1983