Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Edward Heath

desmintió la noche del viernes que se hubiese quejado de la interrupción del tráfico, motivado por el paso del séquito de la reina madre, y que le impidió llegar a una votación en la Cámara de los Comunes, como ayer se publicaba en esta sección. El ex premier británico señaló que la presunta queja es una tentativa de los periodistas británicos "para arruinar mis relaciones, en tanto que antiguo primer ministro, con la familia real y desacreditarme personalmente ante los ojos del público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983