Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE emite 'El crepúsculo de los dioses', reflexión de Billy Wilder sobre el propio mundo del cine

Televisión Española ofrece hoy la película El crepúsculo de los dioses como homenaje a la actriz Gloria Swanson, fallecida el pasado lunes, día 4. Ella es la protagonista de este filme realizado en 1950 por Billy Wilder e interpretado también por William Holden, Buster Keaton, Eric von Stroheim y Nancy Olson. Wilder hace en la película una reflexión sobre el propio mundo del cine encarnado en la actriz Norma Desmond, "primera figura en otro tiempo del cine mudo que se encuentra totalmente olvidada" y que quiere redimir un guión con el que piensa volver al cine y recobrar su fama perdida.

"Recibía 7.000 cartas de amor a la semana. Acosaban a su peluquero para conseguir un rizo suyo. Hubo un marajá que vino expresamente de la India para suplicarle que le diera una media. Después, se ahorcó con ella". Son ráfagas de la vida de Norma Desmond la gran estrella del cine mudo que ahora se oculta en su gigantesco caserón solo acompañada de su fiel criado, antes director de sus propias películas y ¿por qué no? hasta uno de sus maridos, y la breve y triste compañía de un mono muerto.Norma Desmond, la gran Norma Desmond, sueña con regresar al cine, y escribe apasionadamente un interminable guión sobre Salomé: "se olvidaron de lo que es una estrella, pero yo se lo enseñaré; ¡volveré a la pantalla!".

Prolongación de un tiempo muerto

Norma Desmond odia el cine sonoro: han hecho una cuerda con las palabras y han ahorcado al cine. No se conformaron con tener los ojos de todo el mundo y han querido también sus oídos. Vive en el recuerdo, en un mundo que ya no existe, "sonámbula por las alturas de una carrera perdida". También es "un puñado de nervios" y escpibe con garabatos de niña, pues no oculta su débil condición de mujer que se enamora inoportunamente y se sorprende de que no la quieran como tantos otros anónimos la amaron en sus tiempos de esplendor.Norma Desmond es la prolongación absurda de un tiempo muerto que, inteligentemente, con una sensibilidad excepcional y antes de que cualquiera pudiera preverlo, interpretó Gloria Swanson en la obra maestra de Billy Wilder El crepúsculo de los dioses, que hoy emite televisión en rápido y admirable homenaje a la actriz desaparecida.

Podría pensarse que Gloria Swanson era la propia Norma Desmond; también ella fue popular estrella de los años veinte y, como ella, estaba retirada del cine en 1950. (Poco después apareció esporádicamente en.alguna otra película -Aeropuerto 1975, por ejemplo-, pero El crepúsculo de los dioses es su auténtico testamento, una memoria llena de lucidez y generosidad). Gloria Swanson no fue realmente Norma Desmond porque nunca ésta hubiera sido capaz de interpretar tan patética y desolada biografía.

El mayor éxito de Billy Wilder

Barroco en su forma, el director Billy Wilder alcanzó con El crepúsculo de los dioses uno de sus mayores éxitos. Pocas veces el cine ha hablado tan amargamente de sí mismo; aún podría seguir haciéndolo. Los juguetes rotos que Norma Desmond representa no han dejado de fabricarse aún después de esta película.William Holden, que interpreta aquí a "nadie importante: un simple actor de guiones", murió en la vida real, olvidado de todos, solo, sin que se encontrara su cadáver hasta tres días después de morir. Eric Von Stroheim, que sabiamente encarna al perro fiel de la ya lejana Norma Desmond, fue, en la vida cotidiana de Hollywood, un director menospreciado que murió en la ruina tras haber inventado algunas obras claves de la historia del cine, y Buster Keaton, que fugazmente aparece en una de las secuencias de El crepúsculo de los dioses fue también otro cineasta alcanzado por el olvido, antes de haber culminado su genial filmografía.

Fue, pues, una reunión de testimonios vivos la que Billy Wilder compuso para esta película. Hasta Cecil B. de Mille, que no conoció similares sombras, aparece en El crepúsculo de los dioses como un dato imprescindible para componer la fauna de la vieja fábrica de sueños. La misma .que obnubiló a Norma Desmond, pero permitió el reflejo que Gloria Swanson supo transformar en película inolvidable.

El crepúsculo de los dioses se emite hoy a las 22.30 por la primera cadena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de abril de 1983

Más información

  • Homenaje a Gloria Swanson, recientemente fallecida