Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las molestias del alemán Stielike condicionan el gran choque del Santiago Bernabéu

Las molestias que arrastra el alemán Stielike van a condicionar la alineación que presente esta tarde Alfredo di Stéfano ante el Athlétic y, de paso, pueden definir el desarrollo del encuentro más decisivo de la temporada. Stielike se someterá a una última prueba hoy mismo, y aunque ayer confesaba no estar bien, una vez más parece probable que el Madrid y el propio jugador fuercen su presencia en el campo, aun a riesgo de agravar su estado físico. En el Athlétic habrá que esperar a comprobar si Clemente pone en liza su equipo ofensivo. El Bernabéu registrará un lleno histórico.

Di Stéfano tiene claro desde hace varias jornadas que "el partido decisivo, el crucial, es el del Athlétic". Y el Athlétic llega al Bernabéu como líder, aunque con ventaja de un solo punto sobre el Madrid. Al preparador madridista le preocupa el conjunto bilbaíno, "como bloque", y destaca esencialmente la capacidad de su delantera, "que sabe buscar la puerta contraria con facilidad".Di Stéfano sólo dió ayer, tras el entrenamiento celebrado en la Ciudad Deportiva, a nueve hombres seguros. Son: García Remón; Juan José, Bonet, Salguero, Camacho; San José y Gallego en la media, y Juanito y Santillana en el ataque. En condiciones normales Stielike y Pineda completarían la formación, pero las molestias del jugador alemán, que arrastra ya desde hace un mes y que le impioden rendir a tope en el campo obligarán a que se le someta a una prueba definitiva antes del partido. El jugador confesaba que "desde luego no estoy bien del todo, quizá a un 70%, pero si hay que arriesgar y es necesario que juegue lo haré". La duda radica en saber si es más conveniente un Stielike con evidente disminución de sus enormes facultades y el riesgo de que termine rompiéndose a tres jornadas del final, o sería más prudente no forzar su presencia hoy. Los médicos, el técnico, y por supuesto el jugador alemán tendrán la última palabra.

Por lo demás, Di Stéfano se vió obligado a convocar a diecisiete hombres, dos más de los habituales. Y es que de no actuar Stielike el partido se jugaría sin extranjeros, puesto que el holandés Metgod es baja por acumulación de tarjetas. Agustín, Del Bosque, Portugal, García Hernández, lto, Cholo y los citados Pineda y Stielike completan la relación de concentrados madridistas. Di Stéfano medita dos equipos, uno con Stielike en el que tendría cabida Pineda, y otro quizá más prudente sin el centrocampista alemán.

Sólo una baja bilbaína

Algo parecido va a ocurrir con Clemente, el joven preparador del cuadro bilbaíno, que sólo cuenta con una ausencia por lesión, la de su volante derecho Gallego, que puede cubrir a la perfección con Sola, habitual titular y hombre de calidad que perdió el puesto en los últimos encuentros ante la potencia de Urtubi, el volante izquierdo. También en condiciones normales Clemente optaría por alinear su mejor equipo ofensivo, un 4-3-3, aunque con estilo de contragolpe, salvo que a última hora decida amarrar inicialmente el empate y coloque al defensa De la Fuente como apoyo en la media y excluya a Argote del equipo.

Jugarán, pues: Zubizarreta; Urkiaga, Liceranzu, Goikoetxea, Núñez; Sola, De Andrés, Urtubi; Dani, Sarabia y Argote o De la Fuente, con Meléndez, Noriega y Tirapu en el banquillo. Este último constituye novedad, ya que Clemente no contaba con él desde el partido en Zaragoza, en la primera vuelta, uno de los cuatro que el Athlétic perdió fuera -los otros tres, con el Sevilla, Betis y Español- .Su inclusión probable en el segundo tiempo, según transcurra el partido, habla bien a las claras de que esta vez el técnico vasco parece pensar que necesitará un hombre veterano y con experiencia para el tramo final del encuentro, que comenzará a las cinco, con arbitraje del salmantino Ramos Marco, y en medio de un ambiente espectacular.

Con el saldo de las cuatro derrotas reseñadas fuera, el Athlétic logró ganar en los campos del Barcelona, Celta, Rácing, Salamanca, Valencia y Valladolid, y empató con Atlético, Málaga, Osasuna, Real Sociedad y Spórting. El Madrid, en el Bernabéu, sólo cedió la derrota ante el Barcelona y un empate con el Español. Las confrontaciones Madrid-Athlétic arrojan un saldo de 31 victorias madridistas, once empates y nueve derrotas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 1983

Más información

  • Madrid y Athlétic se juegan hoy gran parte de sus opciones al título