Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funcionarios podrán descansar los sábados a cambio de una prolongación de jornada

La Administración estudia la posibilidad de conceder nueve días de permiso a los funcionarios, a disponer libremente durante el año, aunque cuidando de no dejar desatendido el servicio, al margen de los días festivos oficiales y las vacaciones veraniegas, según una propuesta promovida por UGT a raíz de la supresión de las vacaciones navideñas, a la que se sumaron las demás centrales sindicales. Presidencia contempla asimismo la posibilidad de que se suprima la obligación de trabajar un sábado de cada tres por parte de los funcionarios, a cambio de que éstos prolonguen una hora más su jornada diaria.

Estos temas, junto con la distribución del 2,5% restante de aumento de la masa salarial de los funcionarios, serán negociados entre Presidencia y las centrales sindicales a finales de la presente semana o en la siguiente. Dicha porción de la masa salarial será destinada presumiblemente para que cada Se cobre efectivamente el 100%. del complemento de destino asignado a cada nivel de la Administración y, por otro lado, a incrementar dichos complementos en los niveles inferiores.De dichos días extras de permiso, tres serían fijos, correspondientes a los días 24 y 31 de diciembre y al sábado de Semana Santa, y los otros seis podrían ser utilizados por el funcionario libremente para hacer puentes, añadirlos a los días festivos de Navidad o Semana Santa o disfrutarlos con cualquier ocasión, pero nunca podrían ser unidos a las vacaciones veraniegas, según la propuesta de los sindicatos, a la que Presidencia no ha mostrado serias reticencias.

Dichos días tampoco guardan relación con los que disponen los funcionarios para solucionar asuntos propios. Precisamente, estos días para asuntos propios -exámenes, bautizos, bodas, etcétera-, serán objeto de negociación para que queden claramente regulados de modo que su obtención sea automática, con posterior justificación, y no esté sujeta su concesión a la discreción del respectivo jefe, como sucedía hasta el presente, en opinión de los sindicatos. La implantación de estos días de permiso de libre uso eliminará cualquier duda sobre la concesión o no de días-puente, ya que éstos entrarían en la cuenta de dicho cupo de días.

Punto contestado

La posible supresión de acudir los sabados supondría la revisión de uno de los puntos más contestados por el funcionariado del horario recientemente implantado, por entender que el volumen de trabajo no justifica que un tercio de los efectivos se personen cada sábado. No obstante, seguirán abiertos las mañanas de los sábados aquellos centros en relación directa con el público que sean indispensables.Las centrales sindicales solicitarán de Presidencia que se amplíe el número de personas con dedicación exclusiva, para que sean éstos quienes cubran los servicios de ventanillas y acudan, en consecuencia, los sábados. También solicitarán que se retire dicho complemento a los funcionarios que gocen del mismo injustificadamente, para que dicha retribución complementaria sea trasvasada al personal de ventanillas. No obstante, los sindicatos coinciden con Presidencia en la dificultad de obtener que sólo personal con dedicación exclusiva atienda las ventanillas.

Las centrales sindicales plantearán que en aquellos centros con horario flexible, los déficits de tiempo puedan ser recuperados a lo largo de la semana.

También se estudiará la resolución del problema de los contratados administrativos. Las centrales propondrán que se garantice el puesto de trabajo, mediante contrato laboral fijo, a los contratados administrativos ingresados en la Administración antes de 1977, hasta que éstos concursen a las plazas restringidas.

Para los contratados administrativos ingresados posteriormente, se solicitará que se les prime con 0,1 punto por mes trabajado en la Administración de cara a los concursos libres en los que participen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983