Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mesa del Congreso aprobará hoy el estatuto del líder de la oposición

La Mesa del Congreso de los Diputados, que se reúne hoy, aprobará las normas que permitan al líder del grupo mayoritario cumplir en adecuadas condiciones su función de oposición política. Según recoge Europa Press, el proyecto que hoy llevará a la mesa el presidente del Congreso, Gregorio Peces-Barba, no habla de jefe de la oposición.

De esta forma quedará cerrada la polémica sobre la institucionalización del jefe de la oposición, con un camino intermedio entre el estatuto de jefe de la oposición que se pensó en un principio y el estatuto del conjunto de la oposición, como quería algún portavoz de los grupos minoritarios de la Cámara.

Según el proyecto, el líder del grupo parlamentario con más efectivos, en este caso Manuel Fraga, contará con un coche oficial, una escolta policial especial, un despacho en el viejo edificio del palacio de la Carrera de San Jerónimo y un grupo de personas que trabajarán en el gabinete de Fraga.

Todos estos medios materiales quedan bajo control y dependencia del Congreso y correrán a cargo de su presupuesto. Medios parlamentarios han señalado que estos medios no se dan con carácter personal, sino a quien en cada momento sea el presidente del grupo parlamentario más numeroso de los que no apoyan al Gobierno.

Incompatibilidades de parlamentarios

La Mesa del Congreso tendrá también en el orden del día otros asuntos, como las incompatibilidades de los diputados y numerosos escritos que han tenido entrada durante los últimos ocho días. En este sentido, la mesa conocerá docenas de escritos de diputados que optan por el sueldo de parlamentario, renunciando al de funcionario, en cumplimiento de la vigente de ley de incompatibilidades, aprobada por el anterior Gobierno de UCD.

En relación con lo que se han llamado reivindicaciones, fuentes parlamentarias explicaron que la mesa examinará sendos escritos de los grupos Minoría Catalana y Grupo Vasco-PNV solicitando más personal subalterno y control de sus nuevas sedes, y del Grupo Popular solicitando más metros cuadrados en los nuevos locales de la calle de Zorrilla, dada la desproporción entre la superficie concedida a tal grupo y la de otros minoritarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 1983