Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Tierno, preocupado por el resultado de las próximas elecciones municipales

El alcalde de Madrid, Enrique Tierno, se mostró ayer preocupado por el resultado de las próximas elecciones municipales en la tradicional comida anual que mantiene a principio de año con los medios informativos. Tierno consideró que "la Corporación madrileña es la única que está tirando piedras contra su propio tejado", en relación con las nuevas medidas referidas a la retirada del carné de conducir que consideró inoportunas, a tres meses de los comicios electorales, que según Tierno tendrían que celebrarse antes del 8 de mayo.Curiosamente el alcalde informó que la iniciativa de solicitar la adopción de medidas duras contra los conductores infractores había partido de él mismo "ya que fuí yo el que llamó al director general de Tráfico, Jose Luis Martín Palacín, para hablarle de la situación que creaba al Ayuntamiento madrileño el impago de las multas".

Enrique Tierno aseguró que la burguesía no votará al PSOE en las próximas elecciones municipales, al igual que ocurrirá con el funcionariado, e insistió en la conveniencia de continuar con los pactos de la izquierda en los municipios aunque el PSOE gane por mayoría. "La derecha", insistió el alcalde, "es muy fuerte, y es por eso que digo que están difíciles las próximas elecciones locales".

En un momento del almuerzo, el alcalde socialista apuntó que Carlos Robles Piquer, "que fue alumno mío, sería el candidato ideal para la derecha", opinó que José Antonio Segurado hubiera sido un oponente difícil y no descartó a José María Alvarez del Manzano, actual portavoz del grupo centrista, como rival en las elecciones municipales .

El alcalde, que manifestó que donde esté el "siempre habrá un marxista", destacó asimismo su reconocimienmto por Juan Barranco, posible número dos en la candidatura socialista por Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 1983