Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 150 parlamentarios socialistas deberán renunciar a su actual ocupación profesional

Más de 150 parlamentarios socialistas, entre diputados y senadores, deberán renunciar a su actual ocupación prolsional al verse afectados de lleno por los criterios de incompatibilidades que aplicará la dirección del partido, según explicaron ayer los miembros de la ejecutiva del PSOE Guillermo Galeote y Pedro Bofill.

Los casos de incompatibilidad afectan fundamentalmente a médicos de la Seguridad Social, funcionarios de las administraciones central y local y directivos de órganos autonómicos. Todos ellos estarían legalmente exentos de incompatibilidad, pero el PSOE ha decidido adelantarse así a la futura ley sobre este tema que será elaborada en la presente legislatura. En el futuro, y una vez que esta ley se encuentre en vigor, también quedarán sometidos a la incompatibilidad otros muchos parlamentarios que mantienen actividades privadas (como bufetes dedicados a algunos temas específicos). Como se sabe, los ministros y secretarios de Estado, únicos que pueden simultanear un cargo en la Administración con el escaño, deben renunciar a su sueldo como diputados.La semana próxima, el presidente del grupo parlamentario socialista, Javier Sáenz Cosculluela, dará a conocer la lista de los afectados. De esta manera, explicaron ayer medios socialistas, queda demostrado que una elevación en el sueldo de los parlamentarios está plenamente justificada.

La ejecutiva del PSOE, que se reunió ayer -de nuevo sin la presencia de Felipe González, aunque sí compareció Alfonso Guerra-, conoció un informe presentado por Sáenz Cosculluela, en el que se afirma que el grupo parlamentario conocerá y discutirá los proyectos de ley del Gobierno con antelación a que sean enviados a las Cortes. "De este modo, dijo Galeote, no habrá posibilidades de discrepancia entre los diputados y senadores socialistas y el Gobierno". El encargado de temas electorales del PSOE dijo también que, contra lo que han afirmado algunos medios informativos, no existen divergencias entre el partido en el poder y el Gobierno de Felipe González. Galeote negó categóricamente que la no presencia de González en las últimas reuniones de la ejecutiva signifique un alejamiento del presidente respecto a las tareas partidarias.

Reestructuración de la directiva

Al margen del informe parlamentario, fue presentado otro a la ejecutiva acerca del próximo congreso de las Juventudes Socialistas, que tendrá lugar a finales de este mes, y comenzó la preparación del comité federal que se reunirá los días 5 y 6 de febrero. Este comité, máximo órgano del PSOE entre congresos, deberá refrendar los criterios para la elaboración de listas electorales municipales y dar su visto bueno a la reestructuración en la ejecutiva socialista. Esta reestructuración se completó ayer con la designa ción del diputado coruñés Salvador Fernández como responsable de la coordinación autonómica. La designación de José María Benegas como responsable del área internacional se encuentra aún pendiente de la aceptación definitiva de Benegas, quien no asistió ayer a la reunión de la ejecutiva por encontrarse en Managua, representando al socialismo español en la reunión de países no alineados. Por lo demás, el presidente del partido, Ramón Rubial, asumió la total representación externa del PSOE, al no poder hacerlo, en adelante, Felipe González; los ministros Almunia y Maravall, que se mantienen en la ejecutiva, traspasaron sus competencias en cuanto a estudios, programas y formación, a Salvador Clotasy Enrique Múgica. Y Guillermo Galeote, ya encargado, desde la secretaría de imagen, de temas electorales, ve reforzadas sus competencias al pasar Alfonso Guerra a la vicepresidencia del Gobierno. En cambio, la ejecutiva socialista no pudo fijar una fecha definitiva para celebrar la conferencia de Organización del PSOE, que viene posponiéndose desde octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983