Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

George Best,

ex ídolo del fútbol británico, se enzarzó la noche del martes en una reyerta de la que salió con la cara destrozada. Best, que ante un tribunal se declaró insolvente para el pago de impuestos atrasados, fue por la noche a un pub para olvidar las penas con su amiga Mary Stavis, ex Miss Mundo. Una vez allí se originó una violenta disputa y alguien estrelló un vaso de cerveza contra la cara del jugador, que empezó a sangrar abundantemente. Poco después, en el hospital de Westminster, de Londres, se le aplicaron a Best varios puntos de sutura. Según Mary Stavis, el futbolista no provocó a nadie, pues, aunque ha tenido problemas a causa de su anterior afición a las bebidas alcohólicas, aquella noche sólo consumió un refresco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 1983