Maradona tiene una hepatitis del tipo B, más complicada de curar

Diego Armando Maradona padece una hepatitis aguda-vírica de tipo B, según fuentes médicas consultadas por EL PAI S, y no de tipo A como determinaron los primeros análisis. Los servicios médicos del Barcelona no han desmentido esta circunstancia, mientras que el doctor Joan Rodés, jefe del departamento de Hepatología del hospital Clínico, que ayer visitó al jugador argentino, se negó a facilitar cualquier información, aunque aseguró que la evolución del paciente "es satisfactoria". La hepatitis de tipo B es más peligrosa porque puede convertirse en crónica, y es más complicada de curar, pero su convalecencia es similar a la del tipo A.Carles Bestit, jefe de los servicios médicos del Barça, eludió la pregunta de si Maradona padecía una hepatitis de tipo B: "Es igual que tenga hepatitis del tipo A o B, aunque sean diferentes y la B pueda tener más complicaciones".

Maradona, durante los últimos días, ha estado en manos de la curandera Susana Herrera, cuya presencia en el domicilio del jugador ha sido cortada de raíz. En las oficinas del club se están recibiendo ofrecimientos de todo tipo para curar al Pelusa. "Muchos lo hacen de buena fe", dice Bestit, "pero otros quieren sacar provecho. Yo no creo en brujas y Maradona no va estar tomando medicinas cada cinco minutos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS