Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disuelto el comité organizador del Mundial-82

El Comité Organizador del Mundial-82, a través de la Federación Española de Fútbol, se ha dirigido el Gobierno para que en su próximo Consejo de Ministros, previsto para el viernes, decrete su disolución oficial. Al mismo tiempo se ha solicitado la concesión de medallas al mérito deportivo para todos los miembros del Comité Organizador y también para su secretario general, Manuel Benito. La Federación Española, además de la invitación para un almuerzo o cena, les concederá otra distinción: su insignia de honor. Raimundo Saporta declaró en conferencia de Prensa que "no hace falta reconocimiento público alguno a nuestra labor".El presidente del Comité Organizador insinuó que constará en acta el agradecimiento a la Federación Española por solucionar la liquidación de las cuentas del campeonato, acuerdo que se aprobó por mayoría. La disolución del Comité Organizador no podía consumarse sin resolver antes el déficit que ha originado el Consejo Superior de Deportes, al prometer 75 millones de pesetas que después no ha proporcionado. Este organismo entregó ayer, en la reunión plenaria y última del Comité Organizador, un escrito por el que comunica las dificultades administrativas que le impiden aportar esos 75 millones de pesetas, correspondientes a los gastos de acondicionamiento de los campos en los que se entrenaron los equipos de la segunda ronda de la fase final del campeonato.

Este problema impidió que las cuentas del Mundial-82 se cerrasen el 30 de septiembre, como se pretendió. Se han necesitado casi dos meses para resolver este asunto y porque, según se asegura, el secretario general del Comité Organizador, ante cierta desidia, recurrió a la Federación Española para que las cuentas del campeonato no se prorrogasen indefinidamente. Algunos miembros del Comité Organizador, sobre los que recayó la responsabilidad de liquidar las cuentas, se mostraron dispuestos a que el campeonato se cerrase con un déficit de unos 22 millones de pesetas y que la Administración decidiese las personas o entidades a las que no se pagase lo que se les debía.

El problema originado con la deuda aceptada por el Consejo Superior de Deportes, pero no resuelta, se ha solucionado con el superávit de 53 millones del Comité Organizador y con la aportación subsiguiente de la Federación Española de Fútbol hasta llegar a los 75 millones. Miguel Barrios, el interventor del Estado en el Comité Organizador, por tanto, pudo anunciar en conferencia de Prensa inmediata a la vigésimoséptima reunión plenaria y última de dicho organismo, constituido hace unos 50 meses, que las cuentas del Mundial-82 se han cerrado con una liquidación nivelada. La organización del Mundial-82 ha costado exactamente 4.983.183.954 pesetas, de los que más de 4.500 han sido aportados por el Estado.

El Comité Organizador del Mundial-82, en su última reunión de ayer, trató el contencioso que mantienen actualmente el Real Madrid y la empresa constructora que realizó las obras de remodelación del Santiago Bernabéu. El Real Madrid tiene retenidos más de 58 millones de pesetas, por desfase temporal de la realización de las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 1982