Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

66 millones anuales costará el alquiler de la nueva sede de Alianza Popular

El alquiler del edificio que servirá de nueva sede al partido de Alianza Popular (AP), situado en la calle de Génova, número 13, de Madrid, al que se trasladarán las oficinas centrales del partido de Manuel Fraga a principios del mes de enero, costará 5.500.000 pesetas mensuales, es decir, 66 millones de pesetas al año.

La vicepresidenta del partido Begoña Urquijo, en representación del presidente de AP, y el director general adjunto de la compafíía aseguradora Mapfre -propietaria del edificio-, Gaspar Yubero, firmaron ayer el contrato de alquiler. En el mismo, se establece el pago de la primera mensualidad, junto con dos más en concepto de fianza, 16.500.000 pesetas en total.

El nuevo edificio tiene 6.662 metros cuadrados de superficie, distribuidos en siete plantas, actualmente diáfanas, y que será necesario compartimentar. Lo completan dos plantas subterráneas dedicadas a aparcamientos y varios locales comerciales que, según fuentes aliancistas, serán realquilados.

Para hacer frente al pago del nuevo edificio, la dirección nacional de Alianza Popular ha decidido poner en venta el edificio actual del partido, situado en la calle de Silva, número 23, una finca de cuatro pisos que se ha quedado pequeña para las necesidades del partido. La diferencia entre el precio que se pagará por el inmueble y el de la hipoteca del mismo se situa, según fuentes de la tesorería de AP, en torno a unos cuarenta millones de pesetas, cantidad que se destinará a decorar y amueblar la nueva sede. Directivos aliancistas esperan que el traslado se concluya antes de que termine el mes de enero próximo.

Robles Piquer, adjunto a Fraga

Por otra parte, fuentes solventes informaron a Efe que Carlos Robles Piquer podría ser designado adjunto a Manuel Fraga en la dirección de AP. El nombre del cargo sería "vocal nacional delegado por el presidente para la coordinación".En medios de AP se interpreta la creación de esta función como un recorte a las atribuciones del secretario general del partido, Jorge Verstrynge, que tendría que compaginar su labor en la secretaría general y en el Parlamento con su presencia en Sevilla, por donde ha sido elegido diputado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1982