Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fellini , habla con Jorge Grau de sus "demonios familiares" en 'La barraca', de Radio 3

El programa La barraca de hoy, que emite Radio 3, de RNE, pondrá en antena una entrevista con el director de cine italiano Federico Fellini realizada por su colega esopañol Jorge Grau. Esta entrevista, en la que Fellini desvela "algunos de sus demonios familiares dentro del cine", es una deuda contraída con Radio 3 desde que esta emisora emitiera el pasado mes de marzo su primer cineforum radiofónico sobre la película Ocho y medio.

En aquella ocasión Radio Nacional invitó a Federico Fellini a participar en los debates del cineforum pero prometió a Radio 3 esta entrevista, que fue realizada por el director español Jorge Grau, amigo personal de Fellini. Jorge Grau ha creado para la sección Extravagario, del programa La barraca, un entorno sonoro donde se integran las opiniones de, Fellini.El director de La Strada y Amarcord, entre otras películas, habla con Jorge Grau, de director a director, sobre su trayectoria cinematográfica. Según Jorge Grau, Feillini no ha querido, sin embargo, hablar de su última película La nave va, "pero a lo largo de la conversación salen a flote todos los demonios familiares que, probablemente, constituyen el entramado del filme".

La película Ocho y medio inauguró el cineforum en Radio 3 el día 14 de marzo pasado. El filme de Fellini se emitió por la segunda cadena de Televisión Española y simultáneamente se proyectó en la Filmoteca Española. Terminada la proyección se entabló un diálogo a través de las ondas de Radio 3 entre los especialistas que asistieron a la proyección -el catedrático de Ciencias de la Información, Antonio Lara; el director de cine, Luis García -Berlanga; el crítico Román Gubern; el director Jorge Grau y el responsable de la programación cinematográfica de TVE, Gonzalo Vallejo- y los oyentes que se comunicaban a través del teiéfono. Esta experieñcia de cineforum radiofánico, idea del director de Radio 3, Eduardo G. Matilla, se repitió en otras ocasiones.

Recientemente mientras Fellini terminaba la preparación de su última película La nave va en los estudios Cinecittá de Roma se sintió sorprendido -por la noticia de que su filme Amarcord había sido censurado en la Unión Soviética cuyas autoridades habían estimado que ciertas secuencias de esta película eran insidiosas y subversivas para el pueblo ruso, especialmente aquellas en las que una vendedora de tabaco muestra sus pechos a un niño o aquella otra en la que los jefes de los fascistas desfilan con sus uniformes y estandartes.

El corte de estas escenas en la Unión Soviética indignó al director italiano quien se había negado hacía nueve años a la mismá censura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 1982