Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones legislativas

Junta Electoral autoriza un coloquio en TVE el día 26

La Junta Electoral Central autorizó ayer la celebración de un coloquio electoral el martes día 26, último día de la campaña, con participación de los partidos que habían solicitado debates. El coloquio se emitirá por la primera cadena de TVE, a las 21.45 horas, después del último espacio gratuito concedido a los partidos políticos.

La respuesta de la junta electoral ha sido aceptada por los partidos que, en principio, hubieran intervenido en los debates (AP-PDP, PSOE, UCD, PCE y CDS) y por el Consejo de Administración de RTVE. El presidente de dicho consejo, José Ignacio Wert, anunció anoche que a las 10.30 horas de hoy el Consejo decidirá quien será el moderador del coloquio.La Junta Electoral Central consumió ayer más de cuatro horas para decidir sobre la viabilidad legal de estos debates. Pasado este tiempo, la Junta hizo público un comunicado en el que, tras afirmar que la actual legislación electoral española no prohibe la fórmula de los debates durante el período electoral, considera que la misión de este organismo es garantizar la igualdad de oportunidades, "la equidad y la proporcionalidad en el período electoral". Por ello, dado el momento electoral, la junta considera que solo se puede autorizar un coloquio en las condiciones antes mencionadas.

Respecto a la persona encargada de moderar el coloquio, la Junta plantea que el acto debe ser coordinado por una "persona ¡dónea que garantice el absoluto respeto de la igualdad de los participantes". La nota no entra en el tiempo que puede ser consumido por el coloquio.

La propuesta presentada el jueves a la junta por el Consejo de Administración de RTVE consistía en que los diez debates solicitados comenzaran a emitirse en directo a partir de ayer viernes por la primera cadena.

Los partidos implicados, salvo Alianza Popular, acogieron favorablemente el acuerdo de la junta. El PSOE manifestó que el comité electoral está a la espera de la decisión final que adopte el Consejo de Administración de RTVE. "La fórmula del coloquio debe ser decidida por el Consejo y el coloquio debe servir como método para clarificar los programas de los diferentes partidos políticos que concurren a las elecciones".

El Centro Democrático y Social señaló que "aunque la solución a este tema es muy de última hora, creemos que, el coloquio es muy positivo y necesario. Nosotros lo habíamos solicitado y creemos que es muy importante la presencia de Adolfo Suárez en televisión, medio en el que hemos estado muy marginados".

Un portavoz del Partido Comunista de España manifestó que la propuesta de la Junta Electoral Central les parece "muy bien, pero el que tiene que decidir si se celebran o no es Felipe González".

Alianza Popular tuvo la reacción más negativa ante el coloquio, aunque aceptaron participar. "Deploramos que no se celebre un debate cara a cara entre las dos únicas opciones de Gobierno que se presentan ante el electorado: Manuel Fraga y Felipe González. Todas las encuestas y el sentir general de la opinión pública revelan que únicamente las fuerzas políticas dirigidas por uno y otro son opciones de Gobierno y entre ambos deberá optar el pueblo español. Por eso, los dos candidatos mencionados debieran ser los únicos protagonistas del debate".

"En todo caso", añade AP, "y puesto que es la única posibilidad que se ofrece a AP para presentarse en directo ante el electorado, Manuel Fraga asistirá gustoso al coloquio".

Landelino Lavilla, presidente de UCD, en un coloquio dentro del programa de Radio Nacional Directo Directo, dijo que "a mí, esa concurrencia simultánea nunca me ha parecido la mejor forma de debatir y confrontar las posiciones electorales del pueblo español... pero bueno, ya veremos los términos en los que ha sido acordado".

Los debates habían sido solicitados por Manuel Fraga con Felipe González; Landelino Lavilla con Fraga y con felipe González y Santiago Carrillo con cada uno de los líderes de los principales partidos: Fraga, Felipe González, Landelino Lavilla y Adolfo Suárez.

Al margen de estos temas la Junta Electoral Central analizó los problemas planteados con el censo de la población de Madrid denunciados por AP y UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 1982

Más información

  • Los dos implicados y el Consejo del ente público aceptan la propuesta