Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Altos Hornos de Vizcaya resucita la polémica del informe Kawasaki

Altos Hornos de Vizcaya (AHV), coincidiendo con el ochenta aniversario de la empresa y con el primer año de la aplicación del plan de restructuración, presentó ayer en Madrid su informe AHV, nueva edad en el que muestra su oposición al informe Kawasaki en lo que se refiere a la instalación del tren de bandas en caliente en la siderurgia de Altos Hornos del Mediterráneo, en Sagunto (Valencia).El plan presentado por AHV se inclina por la ampliación de la capacidad de los trenes de bandas en caliente que Ensidesa y la empresa vasca poseen en Avilés y Baracaldo, respectivamente, por la economía de medios que ello representa, ya que 9as inversiones para la modernización de estas instalaciones representan una inversión conjunta de tan solo 18.000 millones de pesetas, frente a los 60.000 millones que supone la instalación del nuevo tren en Sagunto".

El sector, a medio plazo, únicamente permite un incremento en la producción de bandas en caliente y ella podría ser cubierta satisfactoriamente con la modernización de las plantas de Ensidesa y AHV. "Esta decisión", en palabras de Juan Luis Burgos, presidente de AHV, "es a la vez un seguro contra errores, ya que permite ampliaciones modulares en las instalaciones ya existentes y, con ello, corregir los posibles altibajos que experimente la demanda". Para la realización de este plan es necesaria la ayuda financiera del Estado y la inversión total para AHV alcanzaría los 42.000 millones de pesetas.

El plan de AHV supone un mínimo de inversión para un máximo de rentabilidad y permite mejorar la productividad a 260 toneladas anuales por operario, frente a las 190 toneladas actuales y a las 220 previstas en el informe Kawasaki. Para el conjunto del sector las previsiones de AHV establecen unas inversiones de 113.000 millones de pesetas, inferiores a los 135.000 millones planteados por Kawasaki.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 1982