Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Columnas de blindados toman posiciones en las calles polacas para afrontar el desafío de Solidaridad

Columnas de blindados ligeros empezaron ayer a tomar posiciones en las calles de Varsovia y las principales ciudades de Polonia ante la decisión ¡irrevocable del suspendido sindicato Solidaridad de echarse a la calle el próximo martes, 31 de agosto, para conmemorar pacíficamente el segundo aniversario de los acuerdos de Gdansk.Las autoridades militares acusan a la oposición, clandestina de urdir "una conspiración criminal con el apoyo de centros subversivos extranjeros".

Un alto cargo del partido comunista (POUP) llegó incluso a asegurar que los "extrernistas" de Solidaridad, apoyados por los imperialistas, se disponen a derrocar al poder socialista "mediante una insurrección armada, cuyo primer paso serán las inrianifestaciones del próximo día 31".

La campaña de intimidación lanzada por las autoridades incluye el anuncio de que unidades soviéticas y polacas realizaron el jueves "maniobras militares tácticas" en los alrededores de Varsovia.

Un primer conato de disturbios estalló el jueves en Lodz, donde siete policías resultaron heridos -según la información oficial facilitada ayer- al reprimir una maniféstación de "ochocientas personas particularmente agresivas".

En este incidente fueron detenidas 120 personas y presentadas ante los tribunales.

Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de agosto de 1982