Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lista de los dirigentes del partido de Oscar Alzaga causó preocupación en el 'cuartel general' de UCD

El Partido Demócrata Popular (PDP), que ayer hizo públicos los primeros 45 nombres de su junta gestora provisional, se presenta hoy a la Prensa. La lista de los miembros de esta junta causó no poca irritación y preocupación ayer en el cuartel general de UCD, dado que varios de sus miembros, de extracción mayoritariamente democristiana, se consideran muy próximos ideológicamente al nuevo presidente del partido Landelino Lavilla, y al secretario general Iñigo Cavero.

Nombres como los de Carlos Gila, Modesto Fraile, Francisco Olivencia y José Manuel Otero Novas figuran en la gestora del PDP, junto a los del ministro franquista Eduardo Carriles, actual directivo en una importante compañía de seguros, o los antiguos dirigentes democristianos Jose Luis Ruiz Navarro, Julen Guimón o José Almagro Nosote.Otero Novas, diputado por Lugo, envió hace algunos meses una carta de rectificación a este periódico, por haberle citado como uno de los probables fugados de UCD en el futuro. En la carta, entre otras cosas, decía: "Nunca he tenido la decisión, ni definitiva ni provisional, de abandonar UCD; nunca he negociado, ni directa ni indirectamente, un eventual pase mio a Coalición Democrática o AP. Ni siquiera he mantenido contacto alguno en que se aludiera a este tema".

En aquella época, Herrero anunció en privado que los diputados que se marchaban con él al Grupo Mixto para integrarse después en Alianza Popular (Ricardo de la Cierva y Francisco Soler Valero), formaban parte de una primera remesa, y que, más adelante, Oscar Alzaga traspasaría al resto.

En la carta enviada ayer a Landelino Lavilla, los parlamentarios centristas fugados en esta ocasión con Oscar Alzaga, afirman que han decidido dar este paso al haber llegado a la conclusión de que tienen "el deber cívico de contribuir a crear e impulsar otro partido político que asuma la tarea que hoy requiere la sociedad española y la consolidación de nuestra democracia".

Los citados parlamentarios finalizan la carta comunicando a Lavilla que su decisión no guarda la menor relación con su reciente acceso a la presidencia nacional de UCD, ya que, "como sabes", dicen textualmente, "siempre hemos tenido hacia ti la máxima consideración personal y afecto". Todos ellos se comprometen a permanecer en el grupo parlamentario centrista hasta el fin de la Legislatura.

Más complicaciones para AP

Cabe destacar que en Alianza Popular han comenzado ya a comentar públicamente los problemas que acarreará la ubicación de estos fugados en las listas electorales aliancistas. Concretamente, en la provincia de Lugo, Antonio Carro figuró como número uno en las pasadas elecciones por AP. Ahora este puesto está en litigio con José Manuel Otero, igualmente diputado por Lugo, aunque con las listas de UCD.

Ayer, en medios aliancistas de la citada provincia gallega se especulaba con el posible pase de Antonio Carro a la lista electoral de AP por Madrid, lo que añade un elemento más de conflicto, dado el alto número de candidatos a esa lista. Manuel Fraga, Fernando Suárez, Alfonso Osorio, Miguel Herrero de Miñón, Jorge Verstrynge, Oscar Alzaga y el periodista Emilio Romero figuran como firmes candidatos a la lista aliancista en la capital española.

Por su parte, en Arlabán, sede central de UCD, no se efectuó ayer ninguna notificación oficial sobre las últimas fugas. El secretario general centrista, Iñigo Cavero, se limitó a comentar que ello era "positivo para el partido, ya que así se logra una mayor clarificación", mientras que su jefe de gabinete, Juan Antonio Gómez Angulo, puntualizaba que el senador centrista por Soria, José María García Royo, cuyo nombre figura entre los miembros de la gestora provisional del PDP, ni había firmado tal documento, ni pensaba abandonar el partido en el Gobierno.

Gómez Angulo añadía que otros seis integrantes de la gestora -García Arroyo, senador por Badajoz; María José Lafuente, diputada por Albacete; José Manuel Otero, diputado por Lugo; José Luis Moreno, senador por Zaragoza; Joaquín Galant, diputado por Alicante, y Domingo Alvarez, senador por Logroño- no habían firmado la carta en la que comunicaban la baja en UCI) a Landelino Lavilla y que, en su lugar, habían firmado otros, lo que, en opinión de Gómez Angulo, es jurídicamente nulo.

Suárez hermético

La mayor parte de los nombres integrantes de la gestora del PDP eran ya conocidos o adivinados en la sede centrista, dado que muchos de ellos son "antiguos compañeros de los tiempos de Ruiz Giménez" en las filas democristianas. Otros son considerados prójimos al ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Osorio, hoy integrado formalmente en Alianza Popular.

Pese a lo espectacular de la fuga de los ahora integrantes de la gestora provisional del PDP -no se espera que más de "cuatro o cinco" nuevos parlamentarios centristas se sumen a la lista-, en la sede centrista existía mayor preocupación por conocer los planes definitivos de Adolfo Suárez. El ex presidente regresó ayer a Madrid, procedente de Granada, mostrándose especialmente lacónico en el aeropuerto de Barajas.

Se limitó a subrayar que "iba a estar muy ocupado en las próximas horas" y que no tenía concertada, "en principio", una entrevista con Lavilla, aunque, "por supuesto", no se niega a dialogar con nadie.

Suárez dijo mostrarse "muy sorprendido" de que alguien esté esperando conocer su opinión respecto de la situación en UCD, "una opinión que ya era suficientemente conocida antes de la celebración del Consejo Político".

Landelino Lavilla se limitó ayer a mantener una larga entrevista con el democristiano Fernando Alvarez de Miranda y, después, con miembros del secretariado de UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 1982

Más información

  • "Democristianos históricos" componen mayoritariamente la junta gestora del PDP