ESPAÑA 82GRUPO V

Joaquín se afianza como titular del equipo Santamaría

El centrocampista del Spórting de Gijón, Joaquín, se afianza como titular para disputar contra Honduras el primer partido que la selección nacional española jugará en el Mundial. Saura será baja en los entrenamientos por sufrir amigdalitis, lo que le obliga a guardar cama. La ministra de Cultura, Soledad Becerril, saludará hoy a los veintidós seleccionados y al equipo técnico en el parador nacional Luis Vives, en Valencia.

La selección española disputará hoy un partido de entrenamiento frente al Mestalla. Será el último encuentro de este tipo antes de que comience el Mundial y en él se alinearán: Arconada; Carnacho, Alexanco, Tendillo, Gordillo; Joaquín, Alonso, Zamora; Juanito, Satrústegui y López Ufarte.José Enúlio Santamaría quiere ofrecer hoy continuidad en el centro del campo a Joaquín, lo que le convierte en el presumible titular de la selección española en su puesto. El seleccionador, no obstante, insistó ayer en que la alineación en ningún caso es inamovible. Ricardo Gallego, fijo al principio y desplazado después, puede entrar en el equipo en cualquier momento y además es la solución de recambio más seria ante un revés de Zamora. El freno al jugador del Real Madrid es el propio Santamaría, quien opina que tiene un equipo eminentemente ofensivo y considera que en el Mundial hay que amarrar los puntos Y la clasificación desde atrás, es decir, a partir de un esquema defensivo riguroso. La ministra de Cultura, Soledad Becerril, saludará hoy al grupo de seleccionados y a los técnicos de la selección española. Llegará a Valencia a primera hora de la mañana y se desplazará a El Saler para departir con los jugadores. En el parador nacional Luis Vives la recibirán Pablo Porta, presidente de la Federación Española de Fútbol y Agustín Domínguez secretario general, quienes pernoctaron hoy en la sede de la concentración.

Pablo Porta y Agustín Domínguez negociarán con una comisión de jugadores integrada por Arconada, Alexanco, Camacho, y Tendillo las primas que percibirán por su participación en el Mundial. Agustín Domínguez por su parte, permanecerá en adelante en El Saler en calidad de responsable de la delegación española. Los aficionados valencianos mostraron ayer su disgusto ante las taquillas del Mestalla, por el escaso número de entradas puestas a la venta. Durante la jornada se vendieron sólo a los socios paquetes de dos entradas para cada vino de los partidos que se disputarán en el campo del Valencia: ocho mil en total para cada encuentro. Aún faltan por ponerse a la venta general las otras tres mil entradas de que dispone el club.

El número exacto de localidades que se va a facilitar a los aficionados aún no se sabe con exactitud. Al respetto, ningún responsable federativo ni dirigente del Valencia se ha manifestado con claridad. Los socios que ayer pudieron obtener boletos tuvieron que hacer colas desde primeras horas de la noche del martes. En las colas no faltaron aquellos que utilizaron en beneficio propio su proximidad a la taquilla. La reventa, según todos los indicios, empezará a funcionar de inmediato. La actividad de la selección española en la mañana de ayer fue prácticamente nula. Santamaría concedió descanso a los jugadores y sólo a medio día se reunieron para proceder a la entrega de premios de un campeonato de mini-golf disputado entre ellos. El vencedor fue Quique, el jugador descartado por el seleccionador nacional.

Siete seleccionados acudieron por la tarde al centro comercial de El Corte Inglés, empresa a la que les liga un contrato de publicidad, para firmar todo tipo de material deportivo. A última hora regresaron al parador nacional Luis Vives para incorporarse a un entrenamiento que consistió en el perfeccionamiento del toque de balón y lanzamientos sobre puerta. En Valencia ya se detecta un ambiente cargado de Mundial. Como dato basta señalar que en la habitual conferencia de Prensa matinal el seleccionador nacional, ante la avalancha de informadores, tuvo que atender primero a los enviados especiales de los medios de comunicación extranjeros y después a los españoles.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS