Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Equilibrio ficticio y predominio de las ventas

La pasada semana resultó a la postre un prodigio de equilibrio bursátil, al menos si nos atenemos al precario equilibrio con que se concluyó la semana, que quedó absolutamente al margen de las posiciones del mercado, que paulatinamente se fueron decantando por el lado de las ventas.El grupo eléctrico fue el único que presentó una discreta firmeza a lo largo del ciclo, producto de la moderación que exhibían los vendedores y de las demandas que se generan como consecuencia de la proximidad de pago de los dividendos de estas sociedades. La rentabilidad directa continúa, pues, constituyéndose en el estímulo más poderoso para los inversores, y a la postre es la única razón capaz de incentivar las compras en unos momentos en los que la proliferación de otros activos financieros amenaza seriamente el futuro de los precios bursátiles de los valores de renta variable.

Los bancos sufrieron a lo largo de todo el ciclo su Gólgota particular, encontrándose siempre la escasa demanda generada desbordada por una oferta creciente, que únicamente remitió en las reuniones de la semana. El ranking de oferta, en cuanto a títulos ordinarios se refiere, lo encabezó Banesto, pero los vendedores también prestaron especial atención a las acciones de nueva emisión de estas entidades, y quizá el ejemplo mas destacado lo constituyesen los titulos novísimos del Hispano, que, procedentes de su canje de bonos de tesorería, concitaron numerosas iras vendedoras.

En el resto del mercado destacaba la evolución positiva del índice genérico del grupo de sociedades de inversión.

En el capítulo de renta fija destaca el inicio de la baja de los precios de las emisiones de fondos públicos pignorables. La decisión del Banco de España de sustituir el tradicional procedimiento de concesión de una línea de crédito por el 80% o el 90% del importe de estos valores que inmovilizasen las entidades de crédito por el establecimiento de unos préstamos al tipo de interés de la subasta interbancaria ha hecho perder a estos títulos todo el atractivo que tenían para la formación del coeficiente de caja de las entidades de depósito.

Como quiera que en algunos casos sus tipos de interés se encuentran absolutamente desfasados, y sus plazos de amortización son muy dilatados, la tendencia lógica es la bajista, acentuándose y acelerándose los procesos vendedores, que lógicamente han de dejar el precio de estos valores bastante por debajo de sus líneas actuales.

En lo que respecta a los mercados internacionales, la nota más destacable corrió a cargo de la Bolsa de Nueva York, que acusó una notable debilidad como consecuencia del total desacuerdo entre los responsables de la política económica de la Casa Blanca y los miembros del Comité de Economía del Senado norteamericano. Esta situación se vio agravada por la. posibilidad de que la Reserva Federal se vea obligada a acometer una política monetaria mas dura, ante el brote alcista de la masa monetaria que se ha detectado en los últimos días. No obstante, los principales especialistas en Wall Street continúan mostrando su confianza en la evolución favorable del mercado de valores en el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 1982