Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fórmula 1

Carlos Reutemann se retira y le sustituye Mario Andretti

El piloto de Fórmula 1, Carlos Reutemann, actual subcampeón del mundo y primer piloto de la escudería Williams, no seguirá en la competición. A sus casi cuarenta años de edad, Lole acaba de decidir su definitiva retirada. La repentina e insospechada decisión de Reutemann obligará a su equipo a modificar su estructura sobre la marcha. Para la próxima carrera, que se disputará en el circuito de Long Beach (Estados Unidos) el día 4 de abril, el puesto del argentino será cubierto por el italonorteamericano Mario Andretti, que estaba momentáneamente apartado de la Fórmula 1.

Alberto Reutemann nació en Santa Fe, en Argentina, el 12 de abril de 1942. Está a punto de cumplir cuarenta años de edad, lo que le convertía, hasta su última carrera disputada esta temporada -el Gran Premio de Brasil del pasado día 14 de marzo-, en el piloto más viejo de todos cuantos toman parte asiduamente en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1.Carlos Reutemann comenzó en la Fórmula 1 en su propio país, hace justamente diez años, entonces al volante de un Brabham. Durante este período de tiempo, el argentino llegó a disputar 146 carreras. Una cifra solamente superada por el trágicamente desaparecido piloto británico Graham Hill, con 176 pruebas disputadas, y que, dada la estructura actual de la Fórmula 1, será muy dificil que algún otro piloto logre igualar. De los que están en activo en la actualidad, el italonorteamericano Mario Andretti cuenta con 125 pruebas disputadas, pero su situación de medio retirado -aunque retornado circunstancialmente- y sus 42 años de edad ya cumplidos, seguramente le impedirán alcanzar la cota de Carlos Reutemann.

El siguiente, el británico John Watson, tiene dos carreras menos que Andretti, mientras el austriaco Niki Lauda solamente llega a 115. Tras él está el francés Jacq ues Laffite, con 110 pruebas disputadas, mientras los restantes quedan fuera del Club de los cien. Aunque todos ellos tienen más futuro teórico que Andretti, tampoco es demasiado probable que puedan superar la cifra de carreras disputadas por Carlos Reutemann.

En estos diez años y 146 carreras de experiencia deportiva, Carlos Reutemann logró en doce ocasiones la victoria, pero nunca consiguió sus dos grandes aspiraciones. La más importante de sus frustraciones fue la de no ser canipeón del mundo, aunque la pasada temporada estuvo cerquísima de lograrlo. Sólo sus propios errores, su, en ocasi'ones, desesperante frialdad, y las tensiones en su equipo, provocadas inicialmente por él mismo, impidieron que el argentino alcanzara el sueño de su vida. El otro sueño frustrado, aunque menor, fue el no poder ganar el Gran Premio de su país, Argeritina.

Carlos Reutemann fue en seis ocasiones el hombre más rápido de los entrenamientos oficiales. En otras cinco, logró la vuelta más rápida en carrera. Cifras, ambas, relativamente bajas para las cualidades del argentino y para la categoría de los coches con los que tomó parte en las 146 carreras.

Estas cifras, por otra parte, vienen a demostrar que Carlos Reutemann, más que un piloto rápido, fogoso y temperamental, capaz de una explosión de sus cualidades en una vuelta, fue siempre un piloto frío, táctico, calculador y que rara vez cometió errores que le costaran una carrera. Porque, también durante ese tiempo, Carlos Reutemann terminó en 65 ocasiones entre los seis primeros clasificados -únicos pilotos que puntúan.

La vida deportiva de este piloto conocido por su atractivo físico y por sus crisis psíquicas, se repartió durante estos diez años entre cuatro equipos. El Brabham, el Lotus, el Ferrari y el Williams. Todos ellos equipos punteros, pero a los que llegó Reutemann siempre falto de puntualidad. O en las temporadas posteriores a las de dominio de la marca o en las anteriores, pero casi siempre falto de esa suerte que es necesaria para coincidir en un buen momento de forma del piloto con el del predominio de la marca del coche, que es casi imprescindible para ser campeón.

A sus cuarenta años de edad, el argentino, falto de motivación, ha preferido retirarse. Su fortuna, ganada durante los diez años de actividad al más alto nivel, permitirá a Carlos Reutemann vivir en su casa de Saint Jean de Cap Ferrat, en la Costa Azul francesa, entregado a su familia -en la que tuvo algunas crisis, debido al especial tipo de vida que exige la Fórmula 1- y si.n la menor preocupación económica. Pero su retirada, que será circunstancialmente cubierta con la vuelta de Mario Andretti, dejará al Circo de la Fórmula 1 sin uno de los clásicos y más importantes de sus protagonistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1982