_
_
_
_

Higinio Torras dimite como presidente de la papelera Torras Hostench

El diputado autonómico de los centristas catalanes, Higinio Torras Majém, presentó ayer su dimisión como presidente de la industria papelera Torras Hostench. Según fuentes de su partido, dentro de breves días Torras también dimitirá de su cargo de diputado autonómico por Gerona. Al frente de la mencionada industria, Higinio Torras será sustituido por Antonio Xuclà, presidente franquista de la diputación de Gerona. Como diputado autonómico, Torras será reemplazado por Santiago Guillén.Ambas dimisiones están relacionadas, según las fuentes informantes, con la delicada situación económica por la que atraviesa Torras en su condición de presidente del Banco de los Pirineos, entidad que está en suspensión de pagos. El alcance de las responsabilidades judiciales de Torras en aquella suspensión está sometido a consideración iiidicial. Torras y otros altos cargos del banco suspenso fueron en su día citados a declarar ante el juez competente a iniciativa del ministerio fiscal. El Banco Atlántico también instó un juicio ejecutivo contra Higinio Torras por un montante de catorce millones de pesetas.

La industria papelera Torras Hostench ocupa unos 2.000 trabajadores. Está sita en la localidad de Sarriá de Ter, en las inmediaciones de Gerona., y posiblemente sea la más contaminante de Cataluña. Es acreedora de un importante crédito concedido por bancos extranjeros y de otro otorgado por un grupo de bancos españoles, entre los que figura el Hispano Americano. Alguno de estos créditos fueron renovados a su vencimiento. Hace unos meses hubo un intento fallido de ceder la industria papelera a la Empresa Nacional de Celulosa (ENCE) perteneciente al INI.

En el terreno político, Torras estuvo siempre muy vinculado, al igual que su sustituto, Antonio Xuclà, a la organización Opus Dei. Torras era últimamente colaborador y amigo personal de Eduardo Punset, por lo cual se había distanciado de la dirección del centrismo catalán actualmente encabezado por Antón Cañellas. Estas dimisiones ponen de nuevo sobre el tapete el tema de la suspensión del Banco de los Pirineos, cuyas repercusiones judiciales pueden ser de gran transcendencia. Todo permite suponer que, en los próximos días, puede darse alguna resolución judicial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_