Blas Piñar,

diputado de Unión Nacional y presidente de Fuerza Nueva, que el pasado jueves prometió acatamiento a la Constitución, dijo ayer en Barcelona que "con este sistema constituciona no iremos a ninguna parte." En un mitin, precedido de conferencia de prensa, dijo que una victoria electoral del PSOE agudizaría la crítica situación de España e interpretó su reciente promesa de acatamiento a la Constitución como "aguantarla hasta que pueda reformarla."

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS