Jomeini pide más voluntarios para combatir en la guerra contra Irak

El imán Jomeini pidió ayer nuevos voluntarios para combatir a Irak. El máximo dirigente islámico iraní, hizo esta nueva llamada a la movilización en el curso de una audiencia con militares y guardianes de la revolución que acudieron a visitarle a su residencia del norte de Teherán, según informa la agencia France Presse.Estas manifestaciones parecen truncar las esperanzas de un arreglo negociado de la guerra, con las que se había especulado tras la visita el lunes a Teherán de una misión mediadora de la Conferencia Islámica, encabezada por el presidente guineano Ahmed Sekú Ture, y después de unas declaraciones esperanzadoras de Hachemi Rafsanjani, portavoz del Consejo de Defensa iraní y presidente del MajIis, parlamento islámico de Teherán.

Jomeini dijo que "Saddam Hussein (presidente de Irak) ha pedido al extranjero que medie (en esta guerra) para salvarse, pero Irán no retrocederá un solo paso". Asimismo, añadió, 1a paz con un criminal representa un crimen contra el Islam".

"El criminal debe partir de nuestro país. Nosotros consideramos criminales a los que son miembros del partido Baas (gobernante en Irak), tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra", agregó Jomeini.

Poco antes de estas manifestaciones del máximo dirigente de la República Islámica Iraní, Hachemi Rafsanjani había dicho por su parte que las nuevas propuestas de la Conferencia Islámica "nos han permitido descubrir nuevos datos", así como que "Irak admitía la posibilidad de retirar sus tropas, si bien deseaba una negociación sobre el Chatt-el-Arab".

Ello permitía asegurar que la cuestión de la guerra se circunscribiría al contencioso del estuario, tras lo cual las negoclaciones podrían encontrar luz verde por parte de Irán, opuesto hasta ahora a negociaciones de cualquier tipo.

Sin embargo, Rafsanjani advirtió que los mediadores no exigieron concesiones a Irán, ya que "admiten que nuestras reivindicaciones son legítimas". Irán exige como condición previa a cualquier negociación la retirada iraquí de los territorios iraníes que ocupan, mientras que Irak condiciona el comienzo de las conversaciones de paz a un alto el fuego.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los observadores destacaron que el recibimiento dado en Teherán a la misión mediadora de la Conferencia Islámica, revestido de un grado de afabilidad y ceremonia inusual por parte del Gobierno iraní, permitían abrigar serias esperanzas de que la vía de las negociaciones se había abierto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS