Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No es inevitable que los socialistas ganen las próximas elecciones, según José Antonio Segurado

"Existe un ambiente que predica que es inevitable que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) gane las elecciones, y algunas instituciones empresariales están tomando una postura acomodaticia de ese ambiente, que, según nosotros, no es irremediable", afirmó ayer José Antonio Segurado, presidente de la patronal madrileña, en una rueda de prensa de contenidos fundamentalmente políticos.Segurado, que deslindó explícitamente en sus intervenciones su cargo de vicepresidente de CEOE del de presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM), afirmó que no se puede aceptar a prior¡ como definitiva la victoria socialista.

"El centro y la derecha van ganando por goleada hasta ahora al PSOE: ganaron las dos elecciones generales, las tres elecciones autonómicas, y existen dos lecturas del resultado de los comicios municipales. Si gana el PSOE aceptaremos de buen grado esa victoria, pero no queremos ni debemos impregnarnos de un ambiente fatalista", dijo el presidente de los empresarios madrileños.

También respecto a los socialistas, dijo Segurado: "Vamos a intentar por todos los medios que triunfen en las elecciones partidos con un modelo de sociedad distinto al PSOE, pero si ganase este partido, seguiremos siendo empresarios".

A la pregunta de qué ocurriría si se produjese el triunfo socialista, teniendo en cueiita la experiencia francesa en cuanto a fuga de capitales, el empresario madrileño respondió: "Tendríamos que acatar las leyes españolas que impiden las fugas de capitales, aunque estas leyes no son las que más nos gustan. El que evade capitales está faltando a la ley, independientemente deljuicio moral que nos merecen aquellas personas que evaden en Francia. Lo que sí podría ocurrir si los socialistas implantasen leyes muy restrictivas para la iniciativa privada es que nuevos empresarios, multinacionales, que quisieran instalarse en España, lo hiciesen en otros paises. Esto es lo que ocurrió en Gran Bretaña cuando el último triunfo de los laboristas".

Acuerdos inteligentes

José Antonio Segurado matizó la versión difundida repetidamente de que los empresarios defendían una coalición entre la derecha y el centro en un mismo partido. "No defendemos esa coalición", dijo, "sino acuerclos inteligentes entre el centro y la derecha, con soluciones flexibles en cada circunscripción.

Uno de estos icuerdos inteligentes, recordando la experiencia francesa, sería un pacto de no agresión entre los líderes del centro y de la derecha, en beneficio de la izquierda".

La Seguridad Social, como modelo

El lider empresarial explicó la necesidad de los ciudadanos de que los socialistas clarifiquen de una vez el modelo de sociedad que defienden. "El eqiiipo de dirigentes del PSOE, en las últimas semanas, ha contribuido mucho a la confusión: mientra.s Felipe González hacía unas declaraciones muy pragmáticas en cuanto a las nacionalizaciones, Alfonso Guerra decía lo contrario.

El secretario general socialista ha tenido tres veces invitaciones de CEIM para que acuda a su junta directiva y explique su programa, la última el pasado lunes a través de Luis Solana".

Otro de los puntos analizados por Segurado fue el de la Seguridad Social, sobre el que dijo que "CEIM es absolutamente solidaria con la postura que ha tomado CEOE ante la comisión tripartita de reforma. Con la Seguridad Social se juegan dos modelos de sociedad, y para elegir hay que tener en cuenta que la Seguridad Social española esté en quiebra, que su problema financiero es el primer problema financiero del país y que los servicios son caros y de mala calidad".

"Rechazamos todo tipo de monopolio", terminó diciendo Segurado. "España no es Sudamérica, aquí no se pueden indiciar las pensiones y pretender que las cotizaciones sean sobre bases reales, es totalmente inaceptable".

Los directivos de la patronal CEIM presentes en la rueda de Prensa hicieron un corto inciso para criticar al secretario general del PCE, Santiago Carrillo, por interferirse en los asuntos de la CEOE. "El ataque burdo de Santiago Carrillo a Carlos Ferrer y a José María Cuevas a primeros de mes, tiene que ver con la frustración del líder comunista ante el funcionamiento de la cúpula patronal, por comparación con el de su propio partido, plagado de expulsiones, amenazas, etcétera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de febrero de 1982

Más información

  • La patronal advierte de las posturas acomodaticias de algunas instituciones empresariales